Quantcast

Francia y Rusia coordinan sus ataques contra el IS en Siria

Aviones de Francia y Rusia han atacado en las últimas horas objetivos del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en distintas partes de Siria, después del atentado del viernes en París, reivindicado por los yihadistas y que causó 129 muertos y más de 300 heridos.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, dijo a Efe por teléfono que la fuerza aérea rusa tuvo hoy como blanco zonas de la provincia de Deir al Zur (noreste), que está controlada casi en su totalidad por el EI, así como la ciudad monumental de Palmira (centro), también en manos de los radicales.

Desde Deir al Zur, el activista Mohamed al Jalif, de la Red Siria para los Derechos Humanos, precisó a Efe por internet que los aparatos rusos bombardearon los alrededores del aeropuerto militar de la provincia, donde los extremistas se enfrentan a las fuerzas del régimen sirio.

Por otro lado, Rusia atacó la ciudad de Al Raqa (noreste), principal bastión de los yihadistas en el territorio sirio, «aunque no se sabe aún si lo hizo con aviones o con misiles», indicó Abderrahman.

Mientras tanto, aviones rusos tuvieron como objetivo posiciones del moderado Ejército Libre Sirio (ELS), el Frente al Nusra -filial siria de Al Qaeda– y otras facciones de tendencia islamista en las provincias noroccidentales de Alepo e Idleb.

Rusia es uno de los principales aliados del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y desde septiembre lleva a cabo una campaña de bombardeos en Siria contra el EI y otros grupos armados opositores.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, anunció en Moscú que su país duplicó hoy los ataques contra el Estado Islámico en Siria tras acordar con Francia coordinar sus acciones militares.