Quantcast

Homs anuncia una nueva convocatoria electoral si no hay un acuerdo inmediato

El proceso de Catalunya hacia la independencia podría quedar
obstaculizado
por la negativa de la
CUP a investir Artur Mas como president de la Generalitat.

Desde Junts pel sí se insiste en que Mas es el candidato de
esta plataforma que ha sido votada por 1 millón 650 mil personas.La posición de
la CUP parece
inamovible,
al menos hasta el 28 de este mes cuando celebrará una asamblea
entre las distintas entidades que la componen y decidirá qué ruta seguir.

En tercera votación Mas podría ser investido con mayoría
simple
y sólo necesitaría dos sufragios por parte de la formación
anticapitalista.

El conseller de la presidencia en funciones, Francesc Homs,
ha admitido que no existe, a día de hoy, una mayoría suficiente para
profundizar hacia el Estado propio.

Homs ha explicado que «de la misma manera que hay la fuerza
necesaria para iniciar el proceso no la hay para finalizarlo; las cosas deben
seguir por un camino que determinará si se encuentra la mayoría que ahora mismo
falt
a o si se dirige en otra dirección para encontrar una solución».

Homs ha cuestionado también el discurso de la CUP sobre la desobediencia al
Estado español y sus leyes
. Para el conseller «según qué propuestas no tiene
sentido hacerlas porque todo en la vida tiene sus límites y la democracia y la
forma de los tiempos corrientes exigen flexibilidad».

Homs ha reconocido que el electorado puede creer que esto es
una claudicación pero «no es posible asumir todo el programa de una formación
que tiene 10 diputados en la cámara cuando está negociando con otra que tiene 62″.

Desde el Govern de la Generalitat se asume que si no se percibe una
voluntad de acuerdo
en los próximos días la solución será acudir a las urnas el
próximo mes de marzo.

El sondeo del centro de estudios de opinión recogía la
semana pasada que ahora mismo aumentarían los apoyos a la independencia pero
por la parte más radical.

La CUP
podría pasar de 10 a
14 ó 16 diputados,
casi un 50% más de los diputados que ahora tiene; Junts pel
sí se quedaría con los mismos diputados.

La muestra se efectuó antes de los debates de investidura
que acabaron con fracaso sobre la formación de un nuevo Govern con Mas al
frente del ejecutivo
.