Quantcast

14 Gasolineras low-cost donde repostar barato

-

1
La última en llegar pisando fuerte al sector de las gasolinas low cost es Costco, el segundo grupo d

La última en llegar pisando fuerte al sector de las gasolinas low cost es Costco, el segundo grupo de distribución más grande del mundo, que ha abrió el 24 de octubre su primera tienda en Madrid y que hasta esta semana solo tenía un local en España, situado en Sevilla. El modelo se parece mucho a los grandes almacenes al por mayor en los que se necesita un CIF para hacer la compra pero, en este caso, con locales adaptadoa al público general. Con servicio exclusivo para socios, su principal reclamo es la política de precios; tanto que ha instalado una gasolinera anexa en la que el litro de diésel oscila los 0,90 euros para asociados y los 0,95 para externos.Y no hablamos de un 'cualquiera'. Originario de Estados Unidos, tiene cerca de 700 puntos de venta en todo el mundo con cifras de negocio gigantescas y una facturación en torno a los cien mil millones de euros anuales. Su modelo de negocio se distingue por el nicho de mercado que pretende alcanzar absolutamente general y popular, además de por lso descuentos que ofrecen en sus artículos, diseñados como si fuera para un mayorista. Y en esto entre también la gasolina.Las low cost con las que competirá en breve Costco son aquellas estaciones de servicio que ofrecen carburante al público a un precio inferior al de la mayoría de gasolineras convencionales. ¿Cómo lo hacen? Lo primero, recortando en gastos en personal ya que casi nunca. A veces tienen un empleado para cobrar; otras, ni eso y el conductor el que paga a un máquina. El asunto a llegado a tal extremo, que ante su avance, los sindicatos, la patronal y varias asociaciones de consumidores han unido sus fuerzas para exigir a las comunidades autónomas una regulación específica del sector que obligue a todas las estaciones de servicio a tener al menos un empleado en las horas de apertura. Navarra, Andalucía, Castilla-La Mancha y Aragón ya recogen en su legislación esta obligatoriedad.Además,  puede que la gasolinera trabaje con un programa de puntos o descuentos. Así funcionan las gasolineras adheridas a grandes supermercados donde te regalan cheques descuento a la hora de llenar el depósito, para posteriormente gastar en sus supermercados. Es decir, lo que no pagas en gasolina, lo pagas en compra en el súper. ¿Son las mismas gasolinas? Esa es la gran preocupación del consumidor. Y en esencia, sí. En España la encargada, casi en exclusiva, del transporte, almacenamiento y posterior distribución de los hidrocarburos es el Grupo CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos) que trabajan, únicamente, con el producto refinado de BP, Cepsa y Repsol. Este mismo producto se distribuye después a las gasolineras tradicionales y a las gasolineras de los hipermercados y 'low cost'. Es en los surtidores de cada compañía distribuidora de hidrocarburos cuando llega la hora de añadir ciertos aditivos que marcan la diferencia entre una gasolinera y otra y también entre dos productos diferentes, como un Diésel normal y un Diésel premium. Y es aquí donde se nota el trabajo de investigación y desarrollo por parte de muchas compañías para mejorar la calidad de sus productos.Estas son las principales gasolineras low-cost de nuestro país:BallenoilOfrecen gasolina a precios hasta 20 céntimos más barato que sus competidores más cercanos, gracias, según aseguran sus responsables, el menor margen de beneficio que mantienen. Además, mantienen como norma, una persona sola en cada uno de sus puntos de venta con lo que los gastos de personal disminuyen mucho.  En sus centros, se puede pagar con tarjeta o en efectivo y nos da nuestro ticket o factura como en cualquier gasolinera. Está implantada, sobre todo, en Levante y la Comunidad de Madrid. En toda España mantiene más de 60 surtidores.

Atrás