Quantcast

Intenta hacerse el chulo con su Lamborghini y lo acaba quemando

Por las calles de Dubai es realmente extraño ver un vehículo que no sea de alta gama. Que si un Ferrari, un Porsche, Mustang o un Lamborghini. Esas marcas son auténticos clásicos para los millonarios de la ciudad, que no tienen problema en alardear de sus posesiones ante los ciudadanos con el bolsillo más austero.

Uno de ellos se picó hace un par de días en una avenida principal de la capital de Emiratos Árabes Unidos con un conductor que pasó justo por su lado. ¿Qué hizo? La típica escena de las películas. «¡Mira que coche tengo y como suena! Esto es un coche y no el tuyo, pringao», debió pensar el 'amigo'.

Cuando el semáforo se ponía en verde- como en la Fórmula 1- el Lamborghini Lambo del protagonista del vídeo empieza a arder en llamas, abortándose la salida del GP de Dubai. Las risas se empezaron a apoderar de los presentes, quienes no dudaron en inmortalizar semejante despropósito. ¡Cosas del karma!