Quantcast

Caso Nóos: La infanta Cristina, Iñaki Urdangarín y otros 16 acusados, en el banquillo a partir del 11 de enero

El secretario judicial de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares ha notificado una diligencia de ordenación del caso, en la que señala esa fecha y además cita para fijar el número de sesiones al Ministerio Fiscal y letrados de las demás partes a una comparecencia ante el Tribunal, que tendrá lugar el 23 de octubre a las 10.00 horas.

Esa vista previa, a la que únicamente asistirán el fiscal y los abogados, no los acusados, tendrá lugar en la sala habilitada para esta causa en las dependencias del Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP), en el Polígono de Son Rossinyol de Palma.

El juicio del caso Nóos sentará en el banquillo a 18 acusados. Además de la infanta y Urdangarin, están acusados su exsocio Diego Torres, su esposa de éste Ana María Tejeiro, y los hermanos de ella Marco Antonio y Miguel Tejeiro, y el expresidente balear Jaume Matas.

También están encausados los antiguos altos cargos autonómicos baleares José Luis Ballester, Gonzalo Bernal, Juan Carlos Alía y Miguel Ángel Bonet; los exresponsables públicos valencianos Alfonso Grau, Luis Lobón, José Manuel Aguilar, Jorge Vela y Elisa Maldonado; la ex consejera delegada de Madrid 16, Mercedes Coghen, y el asesor fiscal Salvador Trinxet.

El caso Nóos juzgará la presunta trama urdida para beneficiar con fondos públicos a entidades creadas por Urdangarin y Torres que percibieron unos 3,5 millones de las administraciones valencianas, 2,5 millones del Govern balear y 114.000 euros en donaciones simuladas del Ayuntamiento de Madrid.

Se juzgarán los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude a la Administración, tráfico de influencias, estafa, falsedad documental por particulares, falsedad en documento público por funcionario, falsedad en documento mercantil, delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo.

Las fianzas de responsabilidad civil y pecuniaria solicitadas para los acusados superan los 60 millones de euros.