Quantcast

Kiko (Kiko y Shara): «El 'Niña piensa en ti' de Los Caños lo tengo aborrecido»

Tras su separación en el año 2009, Kiko y Shara han vuelto con un álbum llamado 'Positivo', en el que han puesto mucha ilusión y esfuerzo. Los hermanos gaditanos estarán promocionando su nuevo trabajo durante las próximas semanas, en ciudades como Jérez, Málaga, Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante o Murcia antes de que arranque su gira.

Para hablar de este nuevo trabajo, de su trayectoria, e incluso de su pasado en Los Caños, Kiko Gaviño ha dedicado unos minutos para hablar con Que.es.

Esta semana ha salido a la venta 'Positivo', vuestro nuevo disco. ¿Qué nos vamos a encontrar y qué tiene de diferente con respecto a los anteriores?

Es un disco que hemos preparado a conciencia para la vuelta de Kiko y Shara. Después de 6 años de ausencia volvemos con más fuerza que nunca, con ilusiones renovadas, con un sonido fresco, más actual y más pop.

Tiene un gran repertorio de canciones, en el cual hemos colaborado nosotros como autores, y con grandes prestaciones de gente como Luis Fonsi, Merche, Bisbal, Riki Rivera, Gonzalo Hermida, Ismael Moya…que han colaborado en el repertorio como autores. Las canciones muestran la madurez y la evolución de Kiko y Shara. También hemos contado con David Santisteban, un genio de la producción. Es una persona que nos ha aportado ese impulsito que necesitábamos.

Volvemos con muchas ganas, con mucha ilusión, y con el mismo pellizco en el estómago del comienzo.

Os separasteis en 2009, ¿qué fue lo que pasó para que decidierais probar suerte en solitario?

Yo llevaba 10 años de carrera juntando Los Caños con Kiko y Shara. Mi hermana también llevaba cinco o seis de mucho trabajo, éxito, conciertos y carretera…Llevábamos un ritmo de no parar y necesitábamos un poco de respiro. A veces sentimos que es necesario alejarse un poco para ver las cosas de otra forma, valorar algunas cosas, y pensar.

Necesitábamos un respiro para volver a recuperar la ilusión y las ganas. Nosotros como hermanos hemos seguido viéndonos en el día a día, pero a nivel profesional lo necesitábamos para renovarnos y buscar el sonido que queríamos. Hay que valorar las cosas a través del tiempo para darte cuenta de lo que puedes mejorar.

El disco se llama 'Positivo', ¿tiene algo que ver con esto que me cuentas de volver con las energías renovadas?

A parte de que es el nombre de una canción del álbum, veíamos idóneo ponerle ese título porque digamos que todo lo que está sucediendo desde hace unos cuantos meses es muy positivo. Hemos encontrado un gran equipo de profesionales en Warner, un gran equipo a nivel de managers, grandes músicos, un gran repertorio y un gran cariño del público que, a pesar del tiempo, sigue ahí.

El mundo de la música cada vez es más complicado, así que os consideraréis unos grandes afortunados, ¿no?

Pues la verdad es que desde que yo empecé en el 2000 con Los Caños hasta hoy las cosas han cambiado mucho. La industria ha cambiado y las cosas ya no son como antes. Todo cuesta mucho más.

Pero al fin y al cabo, lo que cuenta es la ilusión, las ganas de seguir trabajando y grabando en formato físico, y que la gente siga comprando. Aunque las ventas hayan caído y las cosas hayan ido a peor, las personas que amamos la música al final siempre estamos empujando. No solamente los artistas sino todos los que hacemos de esto una realidad. Al final podemos con la crisis y con todo. Mientras nos unamos, seguiremos adelante.

¿Por qué habéis decidido volver para este trabajo?

No ha pasado nada en especial, no fue un día exacto. Es un cúmulo de sensaciones. Después de seis años trabajando en solitario, han ido sucediendo algunas cosillas que han hecho que tengamos la sensación de que necesitábamos volver. Por ejemplo, en algunos actos íbamos a actuar por separado y al final la gente nos pedía que hiciéramos algo juntos. También el apoyo de los fans en las redes sociales y en el cara a cara, que algunas emisoras siguieran poniendo éxitos de Kiko y Shara… Todo ese runrún hace que sientas que era el momento adecuado.

Estamos muy felices porque cuando Kiko y Shara nació no había ningún grupo igual en España. Teníamos un camino libre a nivel de estilo, no nos parecíamos a nadie ni queríamos. Y después de este tiempo, volvemos con el camino libre para nosotros, así que hay que aprovecharlo.

Después de probar carreras en solitario, ¿creéis que tenéis mucha más aceptación como dúo?

Lo que es innegable es que Kiko y Shara juntos tienen algo especial que a la gente le gusta. Creo que, a parte de ser hermanos, somos dos voces que empastamos muy bien,  y que suenan muy bien en conjunto. Todo hace que al final fluya y que sintamos que entre los dos tenemos más fuerza. 

Además, desde el primer disco hemos sentido que hemos caído en simpatía a la gente. Hemos sido capaces de hacer un conjunto de canciones con el que hemos ayudado a muchas personas, y mucha gente se ha sentido identificada con nuestras letras.

Pero, ¿un tiempo trabajando separados os ha venido bien para que cada uno aportarse cosas nuevas al dúo?

Nosotros no queremos quitar mérito a nuestro trabajo anterior. Estamos súper orgullosos de lo que hicimos años atrás, creemos que hicimos lo que debíamos en cada momento. A la vista están los resultados: varios discos de platino, cinco años de gira sin parar, muchos premios… Todo eso hace que nos sintamos orgullosos, pero sentíamos que volver haciendo más de lo mismo sería un error.

Creo que el mundo, la industria, la música y el público cambian y evolucionan. La gente crece contigo. Nuestros fans de 15 años ahora tienen veintipico… Creemos que teníamos que madurar y buscar un sonido más actual. También  hemos hecho el disco pensando un poco en América, con toques muy latinos, con la ilusión de cruzar el charco.

A quien le gusta la música, donde más la disfruta es en los conciertos. ¿Qué piensas del IVA cultural al 21%?

Creo que al final es poner una piedra detrás de otra. Pones un muro entre el público y el artista, y todo se complica mucho. Lo que está haciendo es restar a la cultura y a la música. Ya de por sí hay muchas personas que lo están pasando mal económicamente como para que encima pongan esos porcentajes. Yo creo que hay que hacer algo para cuidar un poco más la cultura, y la música, que es necesaria para todo el mundo.

Para nosotros es jodido, pero tenemos la misma ilusión de siempre. Los fans de toda la vida seguro que también. Y de lo que tenemos ganas es de montar un buen directo en nuestra gira. Es fundamental, y en eso nosotros dos somos muy constantes y muy currantes, para que la gente se vaya a casa con buena sensación.

¿Cómo es trabajar entre hermanos?, ¿cuáles son las cosas buenas y las malas?

Antes costaba un poco más, porque éramos más jóvenes, pero ahora la verdad es que es muy sencillo. Antes discutíamos por tonterías y bobadas. Muchas veces también el cansancio de tanto trabajo hace que uno se agote psicológicamente y termine un poco más quemado y discutiendo.

Pero después de este tiempo hemos madurado mucho, ya no somos unos niños. Somos jóvenes, pero tenemos la mente mucho más abierta y sabemos lo que tenemos que hacer. Tenemos la suerte de que siempre nos hemos llevado bien y de que nuestros padres nos han dado una buena educación. A pesar de que discutimos algunas veces como todo el mundo, somos dos personas que nos queremos, que tenemos una confianza brutal, y a las que les encanta su trabajo. Sería una tontería que una pata de la mesa cojeara, esto lo llevamos entre los dos hacia delante.

Después de dejar Los Caños, ¿no pensasteis nunca en volver a hacer algo juntos?

Después de Los Caños digamos que no sentíamos la necesidad de volver porque yo rápidamente empecé con Kiko y Shara y trabajé mucho. Tuve éxito y las cosas fueron rodadas. Si es cierto que con los años te entra un poco de añoranza, echas de menos algunas cosas, piensas en algunos recuerdos… Los Caños fueron un fenómeno fan y nos hemos encontrado con mucha gente a la que le gustaría que volviéramos. Funcionamos bastante bien, marcamos un estilo personal, y un antes y un después en el pop andaluz.

Todo eso hace que al final uno eche de menos algunas cosillas, pero la verdad es que no tengo pensamiento de volver con Los Caños. Estoy centrado al 100% con mi hermana. Ya están los directos para saciarme un poquito, y alguna vez que otra ya he recordado canciones de Los Caños.

¿Te las pide mucha gente?

Si. El 'Niña piensa en ti' me ha acompañado muchos años, te lo aseguro (risas). Lo tengo ya un poco aborrecido, la verdad. Pero bueno, son canciones quedan ahí para toda la vida, y al final el público es el que manda. Si te lo piden pues tienes que hacerlo, y no tengo ningún problema.

¿Qué fue de tus compañeros de Los Caños?

Uno de ellos vive en Cádiz y se que le encanta la música, por lo que sigue de alguna manera ahí metido. El otro vive en Suiza con su pareja y con sus hijos. La verdad es que les va muy bien y yo me alegro mucho por ellos dos.

Entre los tres viviemos grandes cosas, pero el que más está metido en la música soy yo.