Quantcast

El Festival de Jazz de Barcelona hace de su concierto inaugural una jornada de 12 horas

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

El 47 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz transforma este sábado su habitual concierto de inauguración popular en el Parc del Centre del Poblenou en la Jazz&Food, una jornada de 12 horas de fiesta musical y gastronómica, en la que habrá la actuación de ocho bandas y que trabaja con la previsión de entre 20.000 y 25.000 asistentes a lo largo del día.

Tras la inauguración de la programación el pasado sábado con el concierto de Diana Krall, el Jazz&Food, que cuenta con la colaboración de la Asociación de Empresas e Instituciones [email protected] bcn, el Ayuntamiento de Barcelona y la Obra Social La Caixa, se celebrará desde las 12 horas hasta la medianoche.

El presidente de The Project, Tito Ramoneda, ha asegurado que el festival siempre ha tenido la voluntad de ser abierto a los barceloneses, y ha recordado que cuando cumplieron 40 años ya hicieron un concierto en el parque con la Big Bang de la Esmuc, que ahora amplían a una jornada entera.

«Era una idea que perseguíamos desde hace años y ahora es una realidad. Hemos encontrado la fórmula», ha dicho Ramoneda, que ha recordado que el parque tiene una simbología especial para el festival y quieren seguir allí celebrando inauguraciones.

La programación de esta fiesta popular comenzará con los sonidos orquestales de la Big Band Conservatori del Liceu –habitual de las últimas inauguraciones populares del certamen–, a la que seguirá la fusión electrónica de raíces latinoamericanas de La Calor y el primer tramo de la jornada acabará con la actuación del pianista Grégory Privat y el percusionista Sonny Troupé.

La jornada seguirá por la tarde con la 'brass band' contemporánea Perdiu Grouse, el swing de la Orquesta Legal de Barcelona, y ya en el último tramo el Parc del Centre del Poblenou se llenará de los sonidos balcánicos de Barcelona Gipsy Klezmer Orchestra y el arrebato soul de The Excitements.

A estas siete bandas se les sumará la Barcelona Street Parade, que amenizará la espera entre los tramos de conciertos con cuatro actuaciones alrededor del parque en el que rememorarán los sonidos de Nueva Orleans.

«VARIEDAD ESPECTACULAR»

El director artístico del festival, Joan Anton Cararach, ha asegurado que en la programación se ha conseguido «una variedad muy espectacular de la música» que se está produciendo en Barcelona, con el añadido de Privat y Troupé.

El consejero técnico del Distrito de Sant Martí, Marc Andreu, ha asegurado que el Parc del Centre del Poblenou es «una joya en la que han de pasar cosas», y que la voluntad del consistorio es abrirlo y convertirlo en un nodo cultural.

En el apartado gastronómico, la zona de restauración estará seleccionada por BCN Més y se podrán degustar propuestas de todo el mundo, desde India y el Japón hasta Colombia y Perú, pasando por el Mediterráneo con una amplia oferta por parte de una docena de restauradores.