Quantcast

La educación en España cerca de ser una 'fábrica de parados', según el último informe de la OCDE

La educación y el mundo laboral español, la universidad y las empresas viven de espaladas. Si el mercado laboral considera que los alumnos no salen bien preparados para lo que necesita, los alumnos opinan que lo que estudian está demasiado enfocado a él. Ese aspecto es, según el diario El País, el que ha centrado la mayoría de las reformas educativas en España. Y no han sido pocas, aunque los resultados parece que no han llegado.

Los datos son muy preocupantes: uno de cada cinco estudiantes no está preparado, a los 15 años, para la sociedad a la que va a tener que enfrentarse. Así lo afirma el nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), 'Política Educativa en Perspectiva 2015', en el que han analizado 450 reformas educativas que se han puesto en marcha en las naciones más desarrolladas del mundo en los últimos años.

Las prioridades de los países a la hora de abordar reformas están centrados en la preparación para el empleo . A esta cuestión les siguen los cambios destinados a mejorar el aprendizaje y a motivar, retener y atraer buenos profesores y responsables de los centros y también las que persiguen ayudar a los alumnos con problemas de aprendizaje y fomentar la equidad . ¿Qué está pasando?

UN PAÍS DE 'NINIS'

Uno de los retos en el que la OCDE hace más hincapié es «la ayuda a los alumnos a realizar transiciones entre los diversos niveles educativos y el mercado laboral». Además, apunta que  «los países deberían garantizar que los jóvenes logren un nivel mínimo de competencias transferibles y útiles, no solo en las profesiones y en los trabajos, sino también en otros ámbitos, como la familia o la vida social». Y pinta un panorama claramente malo. Como media en la OCDE, el 15% de los jóvenes de 15 a 29 años ni trabajan ni estudian, es decir, son ninis. Es más, prosigue el estudio, desde 2008 a 2012, el porcentaje de ninis ha aumentado 1,3 puntos porcentuales. Y resalta los países en los que hay más ninis, entre ellos, España: «En Turquía hay un 29%; en España, un 25,8%, y en Italia, un 24.6%».

A España, la OCDE le advierte de que debe «alinear mejor la educación y la formación con el mercado laboral». Resalta, además, que «las políticas españolas relacionadas con el sistema educativo, como la repetición de curso, pueden contrarrestar la equidad y contribuir al abandono temprano» de los estudios. Sobre lo cual añade otra advertencia: «Unas tasas altas de abandono y de paro juvenil requieren esfuerzos para consolidar competencias básicas y una mayor respuesta a las necesidades del mercado laboral, centrándose en la calidad educativa y en la oferta de FP».

Y el texto habla también de falta de recursos: «Los centros escolares españoles requieren un apoyo sostenido para responder al rápido y gran aumento de alumnos inmigrantes que están experimentando». Y finalmente, insta a que se alcance en España «un marco de evaluación equilibrada que establezca objetivos y estándares educativos nacionales para ayudar a mejorar a estudiantes y profesores», así como que se ofrezca un apoyo especial «a los grupos desaventajados»