Quantcast

Luis Enrique: «Los silbidos son inmerecidos, el equipo merece más crédito»

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha señalado tras la victoria sobre el Bayer Leverkusen (2-1) logrado en los últimos diez minutos del encuentro tras remontar en dos acciones el gol inicial de Papadopoulos que los silbidos que ha podido escuchar en la grada del Camp Nou son «inmerecidos» y ha pedido que se le de «más crédito» al equipo pues cree que es merecido.

«He oído los silbidos en la banda, y son inmerecidos a pesar de que uno tenga un mal día. Con 2-1 no necesitamos apoyo, con 0-1 sí. Pido a esos pocos que silban, que no silben porque necesitamos a jugadores que precisan cariño, no demasiada exigencia. Me gustaría que el Camp Nou fuera diferente», manifestó sincero en rueda de prensa.

Y es que el asturiano pide más paciencia y respeto hacia sus jugadores. «Se merecen un crédito muy grande porque se entregan al máximo. El Barça no se relaja y lo da todo, es un premio muy grande y estoy muy contento por eso», comentó sobre la remontada.

Eso sí, matizó que no se ha «quejado» del público. «Digo que este equipo por lo conquistado y por la actitud merece un crédito más grande. Podemos entender los silbidos, pero creo que este equipo esté acertado o no se lo deja todo hasta el final, si luego se merece una pitada, perfecto. Pero somos más fuertes si estamos juntos», reconoció.

«En la segunda parte tuvimos dificultades pero una fe inquebrantable. Le hemos dado la vuelta al partido más por fe y confianza que por méritos deportivos, pero creo que el equipo necesitaba darle la vuelta por esa fe. Necesitamos seguir mejorando. Es el equipo quien debe dar más», opinó Luis Enrique sobre el partido.

El asturiano lamentó, de nuevo, haber tenido problemas de cara a gol. «Hemos vuelto a tener problemas en efectividad, he visto al equipo en la segunda parte mucho mejor, más confiado, intentando generar sino a través de lucidez y buen juego sí generar ocasiones. Le han dado al vuelta a un partido muy difícil y estoy satisfecho de este equipo», se sinceró.

«Pues sí, ha sido una noche difícil. Por desgracia para nosotros, segundo partido sin Messi porque el primero fue el anterior, que es insustituible y segundo partido que el equipo gana. Hoy contra un rival que no nos ha dejado ni un balón tranquilo, ha presionado continuamente, y ha estado a un muy buen nivel», aseveró.

Pese a esta derrota y pese al liderato, augura un grupo complicado hasta el final. «Adelanto que va a ser un grupo complicadísimo hasta la última jornada seguro. Va a ser muy complicado y más en la situación en la que estamos, pero no buscamos excusas y queremos ser primeros de grupo, es nuestro objetivo», recalcó.

El entrenador azulgrana sorprendió al mostrar su desacuerdo respecto a la recriminación de Ter Stegen a Suárez en la acción del gol del Leverkusen. «No se trata de que se recriminen cosas, sino de que se apoyen y fijen en las cosas positivas. La mentalidad que necesitamos es la de animar, no recriminar», argumentó.

Por último, lamentó la lesión de Iniesta en el bíceps femoral, sin tiempo de baja específico. «Cuando se da un comunicado médico está consensuado entre los servicios médicos y el jugador, habrá jugadores que quieran dar más o menos información. Es una noticia desagradable para nosotros, es básico para nosotros», reconoció.