Quantcast

Poroshenko reprocha la tolerancia de la ONU con «la guerra de agresión» lanzada por Rusia sobre Ucrania

NUEVA YORK, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha denunciado este martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas «la guerra de agresión» lanzada por Rusia y ha reprochado a la ONU su tolerancia, advirtiendo de que el Kremlin podría dirigirse contra nuevos objetivos para colmar su «deseo de volver a los tiempos imperiales».

«Lamentablemente, estoy hablando en nombre de un Estado miembro de Naciones Unidas que ahora está sufriendo una brutal violación de las normas fundamentales y principios de la Cara de la ONU», ha dicho en el arranque de su discurso en la sesión plenaria.

«Y el agresor es Rusia, un país vecino, un antiguo aliado estratégico que se comprometió a respetar la soberanía, la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras de Ucrania y que además es uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, encargado de mantener la paz y la seguridad internacionales», ha subrayado.

Poproshenko ha denunciado que Rusia ha ocupado 44.000 kilómetros cuadrados en Crimea y la región de Donbás y ha dado lugar a un conflicto armado que ha dejado más de 8.000 muertos, entre ellos 6.000 civiles, y 1,5 millones de desplazados internos.

En concreto, ha señalado al «temerario juego que ha emprendido Moscú en Donbás». «Para engañar a la comunidad internacional, ha ordenado quitar las insignias de uniformes y equipos militares, ha abandonado a sus soldados en el campo de batalla y utiliza crematorios móviles para borrar toda huella de su paso por territorio ucraniano», ha detallado.

«No hay duda alguna de que se trata de una guerra de agresión contra Ucrania», ha afirmado, indicando que el objetivo del Kremlin es «forzar al pueblo ucraniano a renunciar a su apuesta por construir un Estado europeo libre y próspero».

«TIEMPOS IMPERIALES»

Poroshenko ha augurado que Rusia no se detendrá en Ucrania. «Aquí estamos lidiando con el deseo de volver a los tiempos imperiales con esferas de influencia, en un intento desesperado por reafirmarse a costa de los demás», ha alertado.

Así, se ha preguntado «quién será el siguiente» y ha señalado directamente a Siria. «En los últimos días hemos oído declaraciones conciliadoras por parte de Rusia en las que llama a crear una coalición antiterrorista. Buena historia, pero es realmente difícil de creer», ha dicho.

«¿Cómo puedes llamar a una coalición antiterrorista si avivas el terrorismo en la puerta de tu casa? ¿Cómo puedes hablar de paz y legitimidad si tu política es hacer la guerra con gobiernos marioneta? ¿Cómo puedes hablar de libertad si no respetas a nadie?», ha cuestionado.

UNA ONU DURMIENTE

Poroshenko ha pedido a Naciones Unidas que fije su atención en estos hechos, criticando «la falta de un instrumento eficaz en la organización internacional que permita llevar a los países agresores ante la justicia».

En un paso más, ha abogado por una «modernización» del Consejo de Seguridad y ha apoyado la iniciativa de Francia –miembro permanente– de renunciar al uso de su derecho a veto para conseguir que sus colegas hagan lo mismo y las «masacres» no queden impunes.

«Rusia ha usado su derecho a veto dos veces cuando el Consejo de Seguridad estaba estudiando cuestiones relativas a Ucrania», ha recordado, argumentando que en este caso «el derecho a veto ha sido usado como una 'licencia para matar'», lo cual «es inaceptable».