Quantcast

Rusia/EEUU.- Putin y Obama se reúnen por primera vez en dos años con Siria y Ucrania en la agenda

MOSCÚ, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Barack Obama, mantendrán este lunes el que será su primer encuentro en dos años aprovechando la asistencia de ambos a la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Según informa la agencia Itar-Tass, el encuentro se prolongará por espacio de una hora después de que ambos mandatarios intervengan en el arranque de la sesión plenaria de la Asamblea. En el caso de Putin, será su vuelta a este escenario, tras una prolongada ausencia de diez años.

El encuentro ha estado rodeado de cierta polémica, ya que Estados Unidos aseguró tras conocerse la cita que había sido organizada a petición de la parte rusa, algo que Moscú desmintió, asegurando que había sido la Casa Blanca la que habida solicitado la reunión.

En la agenda de la cita está previsto que ambos presidentes aborden sobre todo la situación en Oriente Próximo, y en particular Siria, según ha reconocido Yuri Ushakov, asesor de Putin, así como el conflicto en el este de Ucrania.

«Estamos preparados para el intercambio de opiniones sobre un amplio abanico de temas internacionales», ha asegurado Ushakov, reconociendo la importancia del encuentro «teniendo en cuenta la situación internacional y los problemas graves que todos conocen».

ÚLTIMO ENCUENTRO EN 2013

El último encuentro entre Obama y Putin se produjo en junio de 2013 en los márgenes de la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte. Desde entonces, las relaciones entre las dos grandes potencias se han enfriado, principalmente por sus diferencias respecto al conflicto en Siria, donde apoyan a bandos enfrentados, y posteriormente en Ucrania, donde sucede lo mismo.

Desde entonces, ambos solo han mantenido breves conversaciones aprovechando alguna cita internacional y han hablado varias veces por teléfono.

El encuentro se produce en un momento en que Rusia ha intensificado su presencia militar en Siria bajo el argumento de que quiere apoyar al régimen de Bashar al Assad en su lucha contra el terrorismo de Estado Islámico. Asimismo, Moscú trabaja para la creación de una coalición internacional contra este grupo terrorista en la que esté incluido Damasco.

Por su parte, tanto Estados Unidos como sus aliados han criticado la presencia rusa en Siria pero en las últimas semanas parecen estar rebajando el tono con respecto a Al Assad, hasta el punto de que este mismo domingo el primer ministro británico, David Cameron, dijo que el presidente sirio podría formar parte de la transición hacia una salida al conflicto.