Quantcast

Una adolescente británica lanza una campaña para ayudar a las víctimas yazidíes del Estado Islámico

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Rozin Jalil es una adolescente de 17 años que vive en la localidad británica de Coventry, pero que pasó su primera década en el norte de Irak y ahora ha decidido lanzar una campaña internacional para ayudar a las niñas y mujeres que sufren la barbarie del Estado Islámico.

Jalil salió de Essian con su familia en 2008, cuando «ya era demasiado peligroso seguir en Irak» por la impune persecución a la comunidad yazidí, formada por población kurda que sigue las enseñanzas de una religión que conjuga zorotraísmo, cristianismo y islam.

A pesar de su segura vida en Europa, Jalil no ha olvidado lo que dejó atrás. «Más de 3.000 niñas y mujeres yazidíes han sido secuestradas por el Estado Islámico en Irak. Han sido violadas y torturadas», ha recordado Jalil.

La joven iraquí ha podido escuchar estas historias en la voz de sus víctimas porque tres niñas yazidíes que consiguieron escapar fueron a verla a Londres. «Lloré cuando escuché lo que les había pasado. Es mi peor pesadilla. Si estuviera allí, estaría aterrorizada», ha confesado.

Amnistía Internacional ha denunciado que los milicianos de negro han capturado niñas de incluso 12 años y que muchas de las mujeres que tienen en sus manos han contemplado el suicidio como una opción para librarse del horror que sufren a diario.

Impulsada por estos relatos, Jalil lanzó una campaña en change.org dirigida a los ministros de Exteriores, Philip Hammond, e Interior, Theresa May, con la que pretende que Reino Unido se implique directamente en la ayuda a los yazidíes capturados por la organización terrorista.

«Ahora que sabemos lo que está pasando, debemos actuar», ha sostenido. Para Jalil «hay mucho que Reino Unido puede hacer». «Las que han conseguido escapar están en campos de refugiados, traumatizadas y, muchas, embarazadas. Necesitan ayuda médica y psicosocial», ha indicado.

Jalil ha recordado que el Gobierno de David Cameron se comprometió el año pasado a «dar más apoyo y protección a los supervivientes de la violencia sexual», con motivo de un foro internacional auspiciado por Naciones Unidas y al que asistió la actriz estadounidense Angelina Jolie.

«Ahora debemos exigir al Gobierno británico que cumpla su promesa», ha reclamado. Jalil ha planteado, como punto de partida, que Reino Unido elabore un «plan de acción» siguiendo el modelo de Alemania, que ha ofrecido refugio a niñas yazidíes.

«Aunque estas niñas y mujeres parecen estar muy lejos de nosotros, necesitan nuestra ayuda. Las yazidíes que viven en Irak y Siria están en peligro y si nadie habla por ellas ¿quién las va a ayudar?», ha subrayado.

«Mi sueño es convertirme en abogada y dedicar mi vida a luchar por la justicia. Empiezo hoy», ha concluido su petición de ayuda.