Quantcast

Santamaría agradece que un concejal del PP sacara la bandera española en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que agradeció el gesto ayer del concejal del PP Alberto Fernández de colgar la bandera española del balcón del Ayuntamiento de Barcelona, tras hacer lo mismo con la 'estelada' el líder de ERC Alfred Bosch, y que «estuviera ahí para defender la democracia y la convivencia».

«Agradecí que en ese mismo momento hubiera un concejal que representa a muchos ciudadanos y que estuviera ahí para defender la democracia y la convivencia que es nuestra Constitución y que representa la bandera española», ha dicho sobre este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La vicepresidenta del Gobierno ha insistido en la idea de que la insignia representa a una Constitución que permite a esos concejales tener ese cargo público y que es obligación «de todos» respetar el marco constitucional y sus símbolos.

«Estaban en ese balcón por una Constitución, que representa esa bandera, que les ha permitido ser concejales o algo más tras unas elecciones», ha dicho. En el balcón se encontraba entre otros también el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

La vicepresidenta no ha hecho comentarios sobre las palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández, que ayer aseguró que este incidente tiene para él «connotaciones muy negativas» al recordar a la 'guerra de banderas' que se vivía años atrás en el País Vasco, «cuando ETA estaba plenamente activa y operativa, sembrando regueros de sangre y terror por todas partes».

Santamaría ha aprovechado la pregunta par expresar su felicitación a la Guardia Civil y a la Policía francesa por la última operación contra ETA y la detención de lo que podrían ser sus últimos dirigentes. «Dejan a la banda terrorista como está y la conducen donde tiene que estar, desaparecida», ha añadido.

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, y otros concejales republicanos colgaron una 'estelada' en el balcón del Ayuntamiento, en el que estaban por la celebración de la fiesta de la Mercè; el líder del PP, Alberto Fernández, descolgó a su vez una española. Bosch pidió disculpas al día siguiente por entender que se había equivocado.