Quantcast

Le pegan una paliza en el autobús por no ceder su asiento a un anciano

Existe una regla no escrita cuando viajamos en transporte público que destaca que hay que ceder el asiento a las personas mayores, las que van con muletas o problemas físicas y también a las embarazadas. Todo ello forma parte de la educación de cada uno.

Una joven decidió no ceder su sitio en el autobús a un hombre de avanzada edad. Uno de los viajeros no dudó en recriminarle su postura aunque decidió pasar más tarde a la acción y sin motivo aparente empezó a golpearle con violencia en la cara.

Muchas de las personas que iban en el autobús no dudaron en increpar al agresor pero ninguna de ellas intentó evitar los golpes, justificados según el varón por negarse a dejarle su asiento a una persona que lo necesitaba.

Las imágenes están teniendo una gran repercusión en las redes sociales (avisamos que son bastante contundentes).