Quantcast

Robert De Niro se va de una entrevista porque no le gustaban las preguntas

Robert De Niro no destaca por ser el actor más simpático de Hollywood. Pese a ello, no se encuentra entre los más odiados de la industria cinematográfica. Esta sensación de antipatía se ha confirmado en una entrevista que hacía el neoyorkino con una reportera de Radio Times, una emisora británica del Reino Unido.

De Niro, que se encuentra promocionando su última película, abandonó de muy mala manera la entrevista después de que no le gustaran nada las preguntas que le había hecho la periodista Emma Brockes, según informa el diario 'The Guardian'.

«Abandoné la entrevista por la negatividad implícita que había en todas sus preguntas (…) Le dije, no voy a seguir con esto, querida. Probablemente no te hayas dado cuenta de lo que estás haciendo, de tu negatividad», asegura el medio británico.

Al parecer, una de las preguntas que más incomodaron al actor estadounidense fue si no tenía problemas a la hora de actuar por actuar en el set de rodaje de las películas en las que trabaja. ¡Menudo mal genio gasta el 'amigo'!