Quantcast

Puteros famosos pillados 'in fraganti'

-

1
Podemos mirar hacia otro lado. Pero el 'putero' tiene cara y no vive en oscuros cobertizos

Podemos mirar hacia otro lado. Pero el 'putero' tiene cara y no vive en oscuros cobertizos, ni se esconde entre las sombras. Todo lo contrario. En uno de los últimos estudios del Centro de Investigaciones Sociológicas sobre Actitudes y prácticas sexuales, de 2008, el 24,6% de los hombres reconoció haber tenido alguna vez en su vida relaciones sexuales con una persona a la que habían pagado por ello. Y los clientes habituales son más de 2,8 millones. En el otro lado, según un informe de 2007 elaborado por una comisión del Congreso de los Diputados en España existen unas 300.000 mujeres que ejercen la prostitución, y la abrumadora mayoría son pobres, inmigrantes e indocumentadas, mientras que casi la totalidad de los clientes, el 99,7%, son hombres.En un caso que dio la vuelta al mundo, el nombre de Heidi Fleiss vuelve al primer plano de la actualidad… rosa. La llamada 'madame de Hollywood', que fue condenada en 1994 por incitar a la prostitución, tuvo que hacer frente a la acusación de haber montado un negocio de servicios sexuales para famosos , estrellas de Hollywood y ricos potentados. Y si en su momento ella se negó a dar nombres de sus reconocibles clientes, ahora su agenda de contactos podría haber salido a subasta en eBay, según la web TMZ. Y mientras muchos tiemblan, nosotros recordamos los casos más famosos en los que los respetables hombres del espectáculo fueron sorprendidos mientras disfrutaban los servicios de meretrices. ¿Cuándo se puede tener casi todo… por qué se paga por tener sexo? :1.- Eddie MurphyEste popular actor de los 90 nunca ha sido ajeno a los escándalos. Murphy se vio envuelto en una situación muy incómoda en 1997, aunque en su caso la prostituta en cuestión era un travesti. Estaban dentro de un coche a las 04.00 de la mañana y, en teoría, no les pillaron haciendo nada. Y mientras Murphy ni siquiera fue arrestado, la meretriz tuvo que pasar la noche entre rejas, en una muestra más de que unos son más iguales que otros. Lo peor de aquella 'pillada' fue, a buen seguro, la excusa que puso el actor, que afirmó que había recogido al travesti como un compasivo gesto de buena voluntad. 

Atrás