Quantcast

Una tostada araña su esófago y muere por una hemorragia

Vera Williams, una ciudadana galesa de 75 años, murió por culpa de los arañazos que unas tostadas le hicieron en el esófago, lo cual provocó que sufriera una hemorragia en sus intestinos. Según los especialistas, este raro accidente ocurre tan solo «tres de cada millón de veces».

Tal y como recoge el tabloide Daily Post, la veterana señora estuvo ingresada tres veces en el hospital antes de que se diera el fatal desenlace. Primero, acudió al de Glan Clwyd, en Gales, quejándose de un fuerte dolor de garganta, pero el doctor que la examinó dijo no ver nada raro y le dio el alta.

Poco después, Vera volvía al mismo centro hospitalario y era atendida por otro médico diferente que esta vez le diagnosticó una infección y le recetó unos antibióticos. Ninguno de ellos tuvo la menor idea de la lesión que había sufrido la anciana que, al día siguiente, volvió a la clínica en ambulancia, aquejada de haber estado tosiendo sangre.

La cosa no era para menos. Las pruebas mostraron que Vera tenía un arañazo en el esófago que había provocado que tuviera los intestinos llenos de sangre. Entonces era demasiado tarde como para hacer algo que le salvara la vida. Una de los médicos que la atendió, declaró que casos como los de la anciana fallecida a causa de una tostada eran extremadamente raros: «En todo el país creo que hay tres casos por un millón de habitantes».