Quantcast

Un test para prevenir enfermedades congénitas

La prueba de rastreo de anomalías monogénicas se realiza mediante la secuenciación masiva de ADN y permite analizar 549 genes y detectar 4500 mutaciones que se vinculan con más de 600 enfermedades raras.«Gracias a este test podemos prevenir la aparición de enfermedades genéticas que no se puedan curar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a día de hoy, representan el 20% de la mortalidad infantil en países desarrollados y están detrás del 18% de las actuaciones pediátricas hospitalarias. Casi todos somos, sin saberlo, portadores de varias mutaciones», asegura el doctor Julio Martín, director del laboratorio de TCG de Igenomix la empresa que ha desarrollado el Test.

Teniendo en cuenta que, según un estudio del Royal College of Physicians, entre el 2% y el 3% de los nacimientos corresponden a bebés con alguna anomalía congénita, gracias al Test de Compatibilidad Genética se puede contribuir a que el riesgo disminuya a uno de cada 100.000.

El nuevo test permite la detección de mutaciones en un gen determinado que pueden dar lugar a malformaciones o alteraciones en los descendientes si ambos miembros de la pareja tienen una alteración en el mismo gen. En sólo un mes y simplemente a través de una extracción de sangre, se puede determinar el riesgo de tener un hijo con una enfermedad genética rara.

Los portadores de una mutación en un solo gen suelen ser personas sanas. Pero si el hombre y la mujer presentan la misma anomalía, la probabilidad de que nazca un hijo enfermo es del 25%.

«Ser portador de una mutación no significa que desarrolles dicha enfermedad. Con este test de compatibilidad, la probabilidad de que el recién nacido padezca una enfermedad genética grave pasa de 1:10 a 1:100.000 aproximadamente, pues hay algunas enfermedades que no se pueden detectar por ser multifactoriales o estar causadas por algún gen no estudiado, además de las que no son de origen genético», sostiene David Jiménez, CEO de Igenomix.