Quantcast
domingo, 20 junio 2021 3:34

Champions: Un Atlético ofensivo gana (0-2) al Galatasaray con un liberado Griezmann

La victoria aupó además al Atlético al coliderato de su grupo junto al otro gran favorito para disputarle el primer puesto, el Benfica que también ganó.

Simeone dijo que era una exageración colocarles el cartel de favoritos para la final de Milán, pero sus jugadores se afanaron en demostrar lo contrario. En Estambul, donde empezó todo, el hito en el que puso en 2010 la primera piedra de su exitosa reciente historia -el primero de siete trofeos- el Atlético dio un golpe encima de la mesa.

“Aún quedan doce partidos para ser campeones de Europa”, apuntó Simeone, no obstante, tratando de frenar la euforia por un debut brillante. De un plumazo, el Atlético puso una venda al borrón del partido liguero contra el Barça, en el que le pudo faltar más hambre de la que acostumbra.

Con un juego combinativo e incisivo por las bandas, especialmente por el flanco derecho de Juanfran, los del 'Cholo' mostraron su mejor versión en su estreno continental en el país de los dos continentes. Muy temprano, un centro de Juanfran desde la derecha lo ajustó Griezmann para poner en ventaja (min. 18) al Atlético cuando apenas se había escuchado a la estruendosa hinchada local.

Poco después un cabezazo de Godín lo aprovechó también el francés -pareja de arietes junto a Jackson Martínez en el once del debut europeo- para remachar el 0-2. Dos zarpazos y demasiada agua de por medio en apenas 25 minutos.

El Atlético se sintió cómodo con el balón y apenas acumuló algújn susto hasta el descanso. Sólo en el tramo final, un par de saques de esquina y un testarazo de Denayer que se marchó muy cerca del poste de Oblak pudieron dar algo de emoción a un duelo que tenía un dueño absoluto.

Tras el descanso, el conjunto turco trató de sumar ese gol que le permitiera disputarle la victoria al Atlético, pero no encontró resquicio alguno en la defensa visitante. Simeone cambió sus piezas: Gabi por Vietto y el 'Niño' Torres por Martínez, menos inspirado que en Sevilla, y apenas sintió peligro.

Incluso Griezmann estuvo cerca de lograr el triplete en una contra a cinco minutos del final, en la que estrelló su disparo en el cuerpo de Muslera mientras Torres torcía el gesto a su lado porque estaba a su lado para sellar un triunfo aún más estruendoso en este feliz retorno del Atlético a la 'Champions'.