Quantcast

Rozalén: «Ni de coña cantaría en Tordesillas»

Cualquiera diría que Rozalén ha sido Disco de Oro en España y una de las cantantes revelación del pasado año. El éxito no le ha robado su naturalidad y simpatía, sino que le ha dado más. Lleva poco tiempo triunfando en el mundo de la música, pero toda una vida haciendo conciertos y trabajando de otras cosas que nada tenían que ver con lo suyo. La cantante albaceteña tiene desde el viernes su nuevo disco en el mercado, 'Quién me ha visto', mucho más personal y maduro, como ella misma lo define.

¿Qué cambia en este disco?

Pues el cambio sobre todo es que soy un poco más madura en las letras que he compuesto, he crecido, he perdido cierta inocencia, estoy buscando otras cosas. Soy mucho más crítica y más irónica. Musicalmente también hay diferentes estilos y tres versiones de canciones que no son mías. 

Tu canción 'Berlín' es el tema central de la película 'Perdiendo el norte', ¿cuándo has perdido el norte en tu vida?

¡Un montón de veces! Todos tenemos que permitirnos poder fallar y perder la cabeza. La vida está para darte oportunidades y reencontrarte otra vez. Espero perderlo muchas veces.

Antes de entrar a la entrevista, comentabas que has trabajado de muchas cosas que nada tienen que ver con la música, ¿alguna vez te imaginaste viviendo todo esto?

¡Ni de coña! Estudie psicología y los veranos y fines de semana hacía conciertos y aprovechaba para currar de un montón de cosas. Cuando llegué a Madrid no me daban trabajo de lo mío e hice un máster de musicoterapia. Vamos, buscándome la vida como todos, y claro lo de la música era un hobby, me ayudaba a pagar ciertas cosas, pero nunca pensé que se convertiría en mi trabajo algún día. 

¿Nunca llegaste a ejercer de psicología?

No. Tenía proyectos en la cabeza muy chulos, pero no. No lo echo de menos, intento disfrutar de esto. 

¿Con quién te gustaría colaborar que no lo has hecho todavía?

¡Buff! Muchísima gente me gusta. He tenido la suerte de hacer dúos con gente que adoro. Pero por decir… Jorge Drexler, Kevin Johansen, Silvia Pérez Cruz, Calle 13 o Rosendo. Me encantaría. 

Hay mucho positivismo en tus canciones, ¿eres así en la vida real?

Si los palos me hacen sacar pecho. Los primeros días estoy fatal, pero luego me crezco, me motiva que me lo pongan difícil y tener que demostrar que una vale. 

El videoclip de 'Ahora' lo has grabado en el pueblo de tu madre, Letur (Albacete), rodeada de tu gente y de tu familia… ¿cómo te han ayudado a tener los pies en el suelo?

Tiene que ver con la educación que yo he recibido. Tengo la suerte de tener una familia y unos amigos con los que estoy muy unida desde pequeña y me siento muy afortunada. La palabra humildad siempre se comía en mi casa y mis amigos nunca me han permitido estar ni un mínimo de tonta, en seguida me venían a decir ¡relájate con la vida, que tú no eres más que nadie! Es de agradecer y los quiero cerca, que es por eso por lo que he querido hacerles partícipes del vídeo y de todo. Siempre los tengo al lado.

Cantas para sordos, ¿con qué más causas estás comprometida?

Nos llegan muchas peticiones porque mucha gente lo está pasando mal. Sobre todo los colectivos minoritarios, que son a los que menos hacen caso. No tengo tiempo para hacer todo lo que me gustaría. Yo en psicología me tiré por la rama social y era a lo que me quería dedicar, estuve muy metida en cooperación internacional. Me gusta hacer música que trabaja con emociones porque es más sencillo de relacionar todo y entender. 

He leído que te suelen llamar 'perrofluata'… ¿Te dicen cómo tienes que vestir?

¡Me llaman muchas cosas! (jajaja) La gente necesita etiquetar todo el rato, pero me hace hasta gracia que me digan eso. Si que me han dicho eso de te tienes que vestir mejor para determinado evento, y me molesta pero… ¡yo que se! Participo del circo. Hay veces que hay que disfrazarse, como en los carnavales. Me río y ya está. Hago el payaso. 

Mañana, 15 de septiembre, se celebra el polémico Toro de la vega, ¿actuarías en Tordesillas?

¡Ni de coña! ¡No!. Mira, viene a verme gente del mundo de los toros, mi madre es súper taurina, ¡con lo que yo la quiero! Mi pueblo también es muy famoso por lo todo lo rodea al toro. Vamos, que vengo de un entorno muy taurino, pero hay muchas cosas que yo no comparto, ni en ideología ni en nada. Me parece que dentro de unos años será como lo que hacían con los gladiadores en Roma. Cuando hay un ser vivo es muy complicado verlo, pero entiendo que es una cosa que necesita muchos años para comprenderse y para que se acabe. Hay que respetar que la gente necesite su proceso. 

Muchos artistas se ofrecieron a actuar gratis a cambio de que se acabara, pero nada… 

Me cuesta entender que la gente piense de otra manera a como pienso yo. Es imposible respetar una cosa así, solo respeto que la gente necesite tiempo para asimilarlo porque es España, en cualquier sitio te dicen España y sale un toro con una sevillana. No sé cómo explicarle a mi madre que no es igualdad de condiciones, que y que a mi me encanta ver al toro correr por los campos. Es uno de los animales más bellos que nos han regalado y si todo consistiera en eso… Por ejemplo, los encierros sí, pero todo lo demás no. Yo he visto cosas desde niña que son salvajes. Tengo animales en mi casa y no me gustaría que les hicieran eso.