Quantcast

Un perro acompaña a un indigente hasta su último segundo de vida

La muerte de Pedro, un indigente que vivía desde años en distintos lugares de Santiago de Chile, ha conmocionado Internet. Su historia es realmente dura: sus problemas de alcoholismo provocaron que acabara completamente arruinado y su casa fue arrebatado por el banco.

En ese largo camino perdió muchos amigos- que pensaba que eran para toda la vida- pero ganó uno inesperado que estuvo con él hasta el último latido de su corazón. Un perro callejero que encontró hace años le hacía sonreír y le daba cariño y compresión en las gélidas noches de la ciudad chilena.

Pedro terminaba falleciendo por las bajas temperaturas registradas en la ciudad. Allí, a su lado, sin mover ni un sólo músculo, estaba su mascota, ese perro que le había hecho sonreír y que estaba dispuesto a seguir con él aunque los equipos de emergencias se lo llevaran para analizar su cuerpo.

Según informan los medios locales, los vecinos de la zona, que daban a veces comida al indigente, aseguraron que el perro no se separó ni un segundo de Pedro en las últimas semanas y que ambos se habían convertido en una pareja inseparable.