Quantcast

Condenados más de 140 militares colombianos por quedarse con dinero incautado a las FARC

BOGOTÁ, 11 (EUROPA PRESS)

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de Colombia ha condenado a 140 militares del Ejército colombiano por apropiarse de dinero incautado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según ha informado Caracol Radio.

Los militares han sido condenados por quedarse con importantes sumas de dinero encontradas en una caleta de las FARC situada en la zona de Coreguaje, en el municipio de San Vicente del Caguán (Caquetá). Los uniformados han sido declarados culpables de un delito de peculado por apropiación.

«Los uniformados incriminados habían encontrado en la zona otras caletas de las mismas características que contenían armas, munición y equipos de intendencia, elementos que fueron reportados a sus superiores como pertenecientes a la columna móvil 'Teófilo Forero' de las FARC; fuerza concluir que los procesados debieron advertir que se trataba de dineros de esa agrupación armada al margen de la ley y, por tanto, que tenían un origen ilícito», ha afirmado el Supremo en su fallo.

El alto tribunal descarta que el dinero encontrado en la caleta fuera parte de un tesoro y deja claro que los militares no debían apropiarse de esas cantidades encontradas cuando realizaban su misión con las Fuerzas Armadas colombianas.

El Supremo ha considerado que los militares tenían la obligación de asumir la custodia provisional del botín incautado, de acuerdo con el procedimiento determinado en caso de hallazgo de caletas pertenecientes a grupos ilegales.

«No se trataba de un bien mostrenco porque no era un bien que su dueño hubiera perdido y al momento de descubrirse careciera de propietario aparente o conocido, toda vez que el dueño de los valores en cuestión, esto es, las FARC, no lo habían perdido, sino que lo tenían oculto», ha señalado el alto tribunal colombiano.

En su fallo, el Supremo colombiano confirma la condena a los miliares pero reduce las penas de los que devolvieron el dinero que se habían quedado y confesaron los hechos, por lo que deberán cumplir 43 meses y 27 días de prisión y afrontarán multas por valor de 149.45 salarios mínimos legales vigentes.