Quantcast

El PAM y UNICEF intensifican sus esfuerzos contra la desnutrición en Sudán del Sur

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) y el Fondo para la Infancia de Naciones Unidas están intensificando sus esfuerzos para revertir la situación de desnutrición grave que está sufriendo Sudán del Sur, donde el brutal conflicto ha provocado el desplazamiento de millones de personas, ha destruido los servicios básicos y ha llevado a un aumento de las enfermedades y del hambre.

En un comunicado, UNICEF y el PAM han anunciado el lanzamiento este miércoles de un plan conjunto de respuesta para mejorar la nutrición, que permitirá a ambas agencias y sus aliados ayudar a más de dos millones de personas (niños, mujeres embarazadas y nuevas madres) en el tratamiento y prevención de la desnutrición aguda en el país hasta mayo de 2016.

Las dos agencias de Naciones Unidas comenzaron a trabajar de forma conjunta en este nuevo enfoque en 2014 y ahora se embarcan en el segundo año del plan con el compromiso de ampliar su trabajo para salvar vidas. «En Sudán del Sur, cada dos minutos, otro niño pasa a ser un niño severamente desnutrido. El año pasado ayudamos a evitar una hambruna. Ahora debemos aumentar nuestros esfuerzos para evitar una pérdida catastrófica de vidas de niños pequeños», ha explicado Jonathan Veitch, representante de UNICEF en Sudán del Sur.

Esta renovada estrategia conjunta va acompañada por un informe que muestra que la acción emprendida en el primer año por ambas agencias ayudó a prevenir la hambruna y a salvar vidas, al llegar a un millón de personas en todo el país mediante métodos innovadores como los equipos conjuntos de respuesta rápida en los estados afectados por el conflicto y una mejora de la respuesta en los estados no afectados.

«En el primer año trabajamos bajo condiciones extremadamente difíciles para llevar la atención nutricional que tanto necesitaban a todas las personas que pudimos en todos los lugares que pudimos», ha destacado dijo Joyce Luma, director de país y representante del PAM en Sudán del Sur. «Si miramos hacia delante, queremos mejorar la calidad de los servicios de nutrición para seguir previniendo y tratando la desnutrición aguda», ha añadido.

UNICEF y el PAM han señalado que el plan de respuesta conjunto abarca todos los estados de Sudán del Sur y ha asegurado que buscará involucrar a más aliados locales y del gobierno, con el objetivo de mejorar su capacidad para tratar la desnutrición. «El plan de respuesta nutricional también trabajará para abordar las causas y origen de la desnutrición, como la pobreza, agua y saneamiento adecuados y hábitos alimenticios de bebés y niños», han indicado las agencias de Naciones Unidas.

La desnutrición en Sudán del Sur es un problema crónico, así como la situación de grave emergencia actual, por lo que UNICEF y el PAM ven «necesario» un enfoque tanto en «la prevención» como en «proporcionar una gestión de calidad de la desnutrición aguda para garantizar la salud de la próxima generación».

Las agencias de Naciones Unidas han advertido de que la tasa de desnutrición aguda global (GAM, por sus siglas en inglés) sigue siendo alarmantemente alta –muy por encima del umbral de emergencia del 15 por ciento en la mayor parte del país– especialmente en las regiones los Estados del Gran Alto Nilo, Warrap y el norte de Bahr el Ghazal. «Un cuarto de millón de niños están gravemente desnutridos», han afirmado.