Quantcast

Dumoulin gana la 'crono' de Burgos y viste el 'rojo' con 3 segundos sobre Aru

'Purito' Rodríguez está ahora a 1:15 y deberá exprimirse en lo que resta de montaña

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El ciclista Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) ha ganado este miércoles la decimoséptima etapa de la Vuelta a España, una contrarreloj disputada en Burgos sobre un trazado de 38,7 kilómetros, y ha cumplido con todos los pronósticos y ha recuperado el 'maillot rojo' al ser superior al 'Purito' Rodríguez y pese al gran tiempo de Fabio Aru, que le persigue a solo 3 segundos en la general provisional.

Dumoulin dominó de principio a fin la contrarreloj y marcó el mejor tiempo en cada uno de los puntos kilométricos. El holandés, especialista de la modalidad, no dio tregua al 'Purito' Rodríguez (Katusha), que se queda ahora a 1:15 de Dumoulin en la general provisional, pero se topó con un gran Fabio Aru (Astana) que perdió poco tiempo y se exprimió hasta situarse solo a 3 segundos del holandés.

Todo apuntaba a Dumoulin, gran especialista y enemigo a batir por todos los escaladores que aspiran a ganar esta Vuelta a España en las etapas de montaña de Andalucía y de los Pirineos. Pero no lograron distanciarle demasiado, al gestionar muy bien sus esfuerzos un holandés que cada vez pasa mejor los puertos y que ha demostrado, pese a sus 24 años, tener mentalidad ganadora.

No le descolgaron ni en la sierra granadina, ni la alicantina, ni en Andorra ni tampoco en Cantabria o Asturias. Dumoulin supo sufrir sabedor de que en la 'crono' de Burgos podía volar y así lo hizo. Ya de inicio dejó claro al 'Purito' que el catalán perdería el maillot rojo de líder, y se exprimió para hacer inútil el esfuerzo de Aru, aunque ahora el italiano pasa a tener el cartel de favorito.

Y es que los 1:53 minutos que perdió el italiano en Burgos le dejan únicamente a 3 segundos en la general provisional y, aunque sin grandes finales en alto, todavía queda montaña por disputar y ahí el líder del Astana, por lo menos tras la expulsión de Vincenzo Nibali, es superior. También el 'Purito' querrá decir la suya, estando solo a 1:15 del holandés, pero ya lo tendrá más complicado.

El catalán ya perdía 1:11 respecto a Dumoulin en el primer punto kilométrico (13,5), donde Aru se dejaba 44 segundos. Buena crono pero engañosa, pues el primer tramo era el más favorable a los escaladores. En el segundo, el holandés voló y dejó claras sus intenciones. Las diferencias aumentaron a 2:38 respecto al catalán, ya con el maillot perdido, y a 1:44 respecto a Aru.

Ahí, en el segundo punto kilométrico situado a los 27,5 kilómetros, el italiano era el virtual líder pero, pese a las subidas del tramo final, no pudo mantenerlo por bien poco, si bien puede estar satisfecho de su resultado final, al ser décimo en la etapa. Y, además, con la carrera bien abierta pues tras el 'Purito' está ahora Rafal Majka a 2:22, Nairo Quintana a 2:53 y Alejandro Valverde a 3:15 en la general provisional.

Fue una gran 'crono' la que protagonizaron los Movistar. No está siendo su mejor Vuelta, por lo menos no la esperada, pero puede que acaben fuertes la carrera. El murciano Alejandro Valverde fue tercero en la 'crono' a solo 1:08 de Dumoulin, mientras que Quintana voló a su manera para ser sexto a 1:33, en una de sus mejores luchas contra el reloj.

El punto negativo a la victoria de Dumoulin se lo llevó el polaco Maciej Bodnar (Tinkoff-Saxo), quien perdió la etapa tras ver pasar a más de cien ciclistas por la meta en Burgos sin poder hacer frente a sus 47:05. Se veía ganador de la etapa hasta ver el ritmo y las sensaciones de un Dumoulin que ha cumplido los pronósticos, se ha situado líder y recupera el maillot rojo perdido en la undécima etapa, tras vestir de rojo tres días.

A falta de cuatro etapas, recupera esa condición que tendrá que defender con uñas y dientes y, además, sin contar con un gran equipo a su alrededor. Tras Dumoulin, sus compañeros en el Giant-Alpecin más bien situados son Lawson Craddock, 39º a 1h13:53 del holandés, y su compatriota Koen de Kort, 68º a más de dos horas. Y ellos deberán hacer frente a los potentes Astana, Katusha, Tinkoff-Saxo y Movistar. Queda mucha Vuelta por delante.