Quantcast

Tenemos tres millones de pobres y somos el cuarto país más desigual de la Unión Europea

Pero no somos una isla en Europa, aunque según esta ONG seamos un país muy desigual. Y es que en la UE hay 123 millones de europeos en la pobreza cuando el continente tiene 342 milmillonarios, según las cifras de Oxfam. En su estudio 'Europa para la mayoría, no para las élites', esta ONG desvela que España es uno de los países donde más ha aumentado la desigualdad de ingresos y el número de personas pobres, y en el que las políticas redistributivas implantadas por los gobiernos son «menos eficaces en la lucha contra la desigualdad».

¿Por qué? Si en 2013 nuestro país ocupaba el puesto decimoquinto con mayor desigualdad de ingreso de mercado, es decir, antes de impuestos y transferencias, una vez aplicados se coloca en el cuarto lugar europeo en cuanto a desigualdad. «Es incomprensible que en un momento de crisis, donde se necesita proteger a los más vulnerables, las medidas que se adoptan son las contrarias», dicen desde Intermon. 

Y es que si se ha reducido la inversión en políticas públicas y por otro se ha puesto en marcha «un sistema fiscal que beneficia a los que más tienen y empobrece a la mayoría».

En España, el 90 % de la recaudación del Estado proviene de los impuestos directos e indirectos de los ciudadanos, mientras que las grandes empresas sólo aportan un 2 % del total, aducen desde la ONG en su informe. 

¿Y sobre el futuro? ¿Mejorará la situación? El borrador de Presupuestos Generales del Estado para 2016, que se está debatiendo, «no refleja una voluntad política de corregir el aumento de la pobreza y la desigualdad, sino que al contrario», resumen. 

De aprobarse esos presupuestos «se profundizaría la brecha social» en un momento en que la población española en riesgo de pobreza y exclusión está cerca del 30 %, explican desde Intermon Oxfam. Y es que es «imprescindible» que los partidos incorporen en sus programas medidas que reduzcan la desigualdad e incrementen el gasto social que beneficie «a los más vulnerables.

El informe resalta que la pobreza y la desigualdad han alcanzado «niveles alarmantes» en Europa, y entre 2009 y 2013, el número de europeos viviendo con severas privaciones materiales (sin dinero suficiente para calentar sus hogares o afrontar gastos inesperados) se incrementó en 7,5 millones de personas hasta llegar a los cerca de 50 millones que viven en esta situación.