Quantcast

Villar Mir no descarta vender un 9,5% de su participación en OHL en el marco de la ampliación de capital

Asegura que la ampliación de 1.000 millones dará comienzo a la etapa más próspera de la compañía

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Grupo Villar Mir no descarta la venta de un 9,5% de OHL en el marco de la ampliación de capital de 1.000 millones de euros de la constructora, si bien garantiza que mantendrá su posición mayoritaria en la compañía, superior a la cota del 50%.

Así lo aseguró el presidente y primer accionista de OHL, Juan Miguel Villar Mir, quien garantizó que su compromiso es continuar con esa mayoría «en un futuro sin límite de tiempo».

En la rueda de prensa previa a la junta extraordinario de accionistas de la compañía en la que se aprobará la ampliación, Villar Mir destacó que la operación «situará a OHL en la etapa más próspera de su historia».

«Con la ampliación se persigue dotar al grupo de una estructura más solida y más sostenible. Con ello, la compañía se dotará de una base financiera que, por primera vez, será más eficiente y más proporcional al crecimiento de la empresa», ha señalado.

Villar Mir manifestó su confianza en que el proceso de suscripción de la ampliación se inicie antes de que concluya el mes de septiembre, si bien en estos momentos la empresa está pendiente de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) apruebe el folleto de la operación.

Una vez obtenida la autorización, será el consejo de administración de OHL quién decidirá el precio al que se emitirán las nuevas acciones y cuál será el plazo de suscripción, que Villar Mir confía que se iniciara antes de que concluya septiembre.

Asimismo, indico que, si bien será una colocación en la que fundamentalmente van a suscribir los actuales accionistas, prevé que haya «un número importante de personas e inversiones nuevas» que querrán aprovechar el bajo precio de las acciones de OHL, que actualmente oscila entre los 13 y los 14 euros. Un precio que el presidente de la constructora ha relacionado con los rumores de México y la difícil coyuntura económica internacional marcada por Grecia.

En esta línea, el responsable de OHL ha hecho hincapié en que se trata de «la mayor ampliación de capital en efectivo que ha realizado una constructora en la historia», unida a la realizada recientemente por FCC.

MÁS PEDIDOS Y MENOS RIESGO.

Tras la ampliación, la compañía continuará con el modelo actual de concesiones, sustentado por una cartera de activos que supera los 61.000 millones de euros y basándose en la reorientación de la ingeniería y la construcción hacia un modelo de mayor crecimiento, «con más pedidos y menos riesgos».

La compañía prevé que en el año 2020 será un «emblema en materia de desendeudamiento» en el sector de la construcción. Así, su objetivo será mantener un ratio de apalancamiento que nunca exceda de los dos puntos –hasta ahora había sido de tres–, con los mercados tradicionales como principales protagonistas, generadores del 85% de los ingresos. Asimismo, ha manifestado la intención de que OHL Indutrial y OHL Servicios generen el 20% de los ingresos.

En esta situación de «endeudamiento holgado», OHL podrá anular sus endeudamientos más caros en balance en estos momento, con lo que «podrá funcionar con unos costes más bajos», ha afirmado Villar Mir. Además, estos nuevos ingresos permitirán el impulso de las concesiones, ha añadido.

Así, la nueva situación de financiación prevista por la compañía, unida a un contexto de tipos bajos que «se mantendrá en el futuro», según confía Villar Mir, otorgarán a la empresa de nuevas posibilidades para financiarse a un menor coste.

«DE MÉXICO ESTÁ TODO DICHO».

«Del tema de México está todo dicho», ha sentenciado el presidente de OHL, preguntado por la situación con Infraiber ante las denuncias de los últimos años sobre posibles irregularidades del Gobierno mexicano con OHL. Así, ha asegurado que en estos momentos «el líder de la compañía mexicana ha huido del país», dado que «cometió un delito de escuchas telefónicas», por lo que «está abierto un proceso de responsabilidad civiles y penales».

Además, ha añadido que se trató de una campaña de Infraiber contra el Gobierno de México y OHL, porque las autoridades del país le retiraron un contrato a esta compañía por «considerar que no era el más adecuado para poseerlo».

En este sentido, ha asegurado que numerosas auditoras internacionales han dado el visto bueno a las cuentas de OHL y ha lamentado que estos hechos les hayan ocasionado una bajada en bolsa, si bien ha apuntado que se trata de «algo temporal».