Quantcast

Europa.- Un convoy de 140 vehículos de voluntarios parte desde Viena con ayuda humanitaria para los refugiados

VIENA, 6 (Reuters/EP)

Un convoy de 140 vehículos ha partido este domingo desde Viena hacia Hungría para llevar ayuda para los inmigrantes y refugiados que se encuentran en este país y para trasladar a los que puedan hacia la capital austriaca en su camino de vuelta.

A la partida del convoy, un grupo de simpatizantes han coreado la frase «Dedidlo alto. Decidlo claro. Los refugiados son bienvenidos aquí». La marcha ha sido organizada a través de Facebook y ha permitido reunir un cargamento de agua, productos sanitarios, ropa de abrigo y animales de peluche.

Los organizadores y participantes del convoy violan con esta iniciativa las leyes contra el tráfico de seres humanos, han advertido la Policía, presente en el lugar desde donde partía la columna, pero los agentes se limitarán a prestar protección y gestionar el tráfico para facilitar el paso de los activistas.

Uno de los organizadores, Kurto Wendt, ha asegurado que no tiene miedo de que le detengan en Hungría. «Cualquiera se enfadaría si detienen a personas que apoyan lo que ellos han decidido políticamente, que no es otra cosa que dejar que la gente siga hacia Austria. El riesgo qeu asumimos es muy pequeño en comparación con lo que están pasando los refugiados», ha explicado.

Austria y Alemania han anunciado una política de fronteras abiertas ante la oleada de refugiados que llegan a estos países procedentes de zonas en conflicto, principalmente en Oriente Próximo y África. Hungría también está permitiendo el paso tras varios días de obstruccionismo.

Los refugiados e inmigrantes pueden tomar autobuses o trenes que los trasladen hacia Austria, pero Wendt ha recordado que la situación es muy grave. «Diez niños fueron hospitalizados la pasada noche. La gente está hambrienta, no tienen ropa de abrigo. Cada día que pasa puede morir gente, así que hay que hacer esto inmediatamente», ha argumentado.

Una de las mujeres que participa en la campaña, de 68 años, ha explicado qeu la situación le recuerda a cuando era niña y Austria acogió a húngaros que huyeron de su país tras la represión soviética contra la rebelión de 1956. «Entonces todo se daba por hecho. Hoy es peor», ha apuntado la mujer, que no ha querido dar su nombre.

El convoy se detendrá en el centro de recepción de refugiados de Nickelsdorf, en la frontera con Hungría, antes de penetrar en el país vecino. La campaña cuenta con un listado de voluntarios que se ofrecen para dar asesoramiento legal por si hubiera detenciones en Hungría.