Quantcast

El Papa Francisco permite que se absuelva a las mujeres que hayan abortado

En una carta enviada al presidente del Pontificio Consejo, Rino Fisichella, Bergoglio permite a los sacerdotes que absuelvan «el pecado de aborto a quienes lo han practicado y que estén arrepentidos de corazón«.

Asegura el Papa que «el perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido», especialmente cuando le consta que muchas mujeres «llevan en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa».

Hasta hora el aborto era considerado un pecado grave para los católicos y motivo de excomunión.

«Uno de los grandes problemas de nuestro tiempo es el cambio de cómo nos relacionamos con la vida. Una mentalidad muy difusa ha hecho perder la debida sensibilidad personal y social hacia la acogida de una nueva vida«, dice Francisco.

Indica a los sacerdotes que deben prepararse para acoger el arrepentimiento y al mismo tiempo ayudar a «una reflexión que ayude a comprender el pecado cometido, e indicar un itinerario de conversión«.