Quantcast

27S.- Iceta y Ximo Puig apuestan por una España federal «sin confrontaciones»

Puig quiere ser puente y no parte de «fronteras inventadas por el PP e independentistas»

VALENCIA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y el secretario general del PSC, Miquel Iceta, se han reunido este miércoles en Valencia para mostrar su apuesta por un modelo federal de España «sin confrontaciones» en el que esté integrada Catalunya. frente a «las fronteras» que «quieren poner el PP y los independentistas», y han dado por cerrada la polémica tras las declaraciones del conseller de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, sobre los Països Catalans.

En una comparecencia conjunta en el Palau de la Generalitat valenciana, han recalcado que los socialistas trabajan para ser «puente» y «no frontera», y han garantizado que no buscarán confrontaciones para sacar votos.

Al respecto, Puig ha recalcado: «La nueva política es el diálogo, y a aquellos que han querido romper el diálogo, poner un muro y una frontera entre Catalunya y la Comunitat Valenciana son los que tiene que dar explicaciones, no nosotros».

«Nosotros no queremos que haya fronteras, ni las fronteras que se ha inventado el PP ni las fronteras que se han inventado ahora los independentistas en Catalunya, no queremos fronteras queremos diálogo», ha subrayado Puig, que ha insistido: «Los valencianos estamos en disposición de ser puente y nunca frontera».

Por todo ello, ha señalado que como presidente de la Generalitat valenciana tiene «la vocación de participar y actuar en un debate que afecta, y no solamente como espectador ni para aprovechar el hecho de Catalunya intentar sacar votos».

Por contra, Puig ha querido dejar «bien claro» que los valencianos están «al lado de los catalanes» para «buscar horizontes de futuro». Así, ha recalcado que los valencianos quieren que Catalunya «sea una parte de España», pero que también «haya reformas profundas en España porque la cuestión territorial no es sólo un problema de Catalunya, sino que también afecta a la Comunitat Valenciana».

Así, ha descartado que «la elección sea entre dos proyectos, independentista y recentralista», sino que «hay otro proyecto distinto: un país federal que respeta la singularidad y la igualdad de los ciudadanos».

Es más, ha advertido de que los valencianos «se juegan mucho en lo que pase en Cataluny, porque es su principal cliente» y «comparten además muchos intereses como el Corredor Mediterráneo». Por eso, ha señalado: «A nosotros nos preocupa el futuro de Catalunya, aunque a algunos parece que les moleste».

Puig ha rechazado «las confrontaciones» y ha reprochado que hay partidos políticos que «están muy a gusto y viven en la confrontación» tanto en Catalunya como en la Comunitat Valenciana, y que se aprovechan de ella «electoralmente», lo que resulta «dramático». Por el contrario, los socialistas buscan «espacios de convivencia y la estabilidad, que es la no confrontación».

«NO COINCIDIMOS EN ABSOLUTO»

En ese sentido, ha recordado que en la reunión que mantuvo la pasada semana con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, hablaron «con lealtad» aunque no coincidieron «en absoluto». Puig ha señalado que como presidente democrático que es hablará con «cualquiera que le invite sin problemas» y que quiere mantener estas relaciones de «respeto» con el próximo presidente de Catalunya «resulte quien resulte tras las elecciones».

Sobre las declaraciones de Gordó, Puig ha insistido en que su postura es «clara» en defensa de los intereses de los valencianos pero «desde el diálogo» y que las relaciones entre ambas comunidades deben sustentarse en «la complicidad y autonomía de comunidad» y «en ese sentido creo que está claramente el Gobierno de Cataluña». «Otra cosa es que alguno individualmente diga una declaración que ha sido profundamente insensata, desafortunada e irresponsable». «Pero hay que mirar al futuro», ha apostillado.

«POLÉMICA QUE NO LLEVA A NINGÚN LADO»

Del mismo modo, Iceta ha lamentado la polémica que «no lleva a ningún lado» pero que «permite poner en valor todo lo que nos hermana» y que las declaraciones del conseller de Justicia, Germà Gordó, fueron «muy desafortunadas».

Así, ha cuestionado que ya es «muy difícil que nos digan que la mejor manera de estrechar lazos sea la independencia» que sería «lo peor que nos puede pasar como catalanes y en nuestra relación con las comunidades que nos rodean».

Iceta ha argumentado que «los que abrazan la causa independentista, a veces para intentar compensar que no perderían relación con las comunidades que nos rodean, se ven obligados a hacer declaraciones como ésta que son muy absurdas».

«Espero que no se repitan, porque la mayoría de los catalanes queremos la mejor relación posible con la Comunitat Valenciana», ha confiado Iceta que de hecho ha recordado que el Govern este martes ya «matizó en parte» estas declaraciones.

Así, Iceta ha profundizado que entre Catalunya y la Comunitat Valenciana debe haber «respeto, colaboración y ganas de ayudar» en «proyectos comunes y el gran proyecto común que debe ser una España moderna y federal».

Asimismo, ha recalcado que los socialistas «ante un problema, no se aprovechan, sino que buscan soluciones». «La independencia es perjudicial para Catalunya y para el conjunto de España pero la situación actual no se puede perpetuar y hemos de hacer una España diferente, federal a través de una reforma constitucional», ha apostillado.