Quantcast

Gasta su herencia en probar que su padre asesinó a su madre

Pelle Wall, un joven de 21 años, ha usado todo el dinero de su herencia en demostrar que su madre fue asesinada por su padre. Tras cuatro años de lucha, los tribunales le han dado la razón.

Fue hace casi cuatro años, el 27 de septiembre de 2011, cuando la científica especializada en leucemia infantil, Uta von Schwedler, fue encontrada inerte sumergida bajo el agua de la bañera por el que era su pareja entonces, Nils.

Los hechos ocurrieron en Salt Lake City (EEUU). Uta había estado casada durante 16 años con John Brickaman Walls y durante los meses previos a su muerte había estado luchando por la custodia de sus cuatro hijos. Aunque en principio se dijo que había sido un suicidio, uno de sus descendientes, Pelle Wall, nunca se lo creyó, por lo que decidió gastar todo el dinero que había heredado de parte de su madre en demostrar que había sido asesinada por su padre.

En 2012, el hijo de Uta abandonó el domicilio familiar, demandó a su padre por homicidio y comenzó una larga lucha en los tribunales, que finalmente han acabado dándole la razón. Su progenitor, John Brickaman, ha sido declarado culpable por el asesinato de su exmujer y sentenciado a 15 años de cárcel.