Quantcast

PGE- El Gobierno dice que para luchar contra la violencia machista no se necesita sólo presupuesto sino también reformas

El PSOE le acusa de recortar un 17% el presupuesto respecto a 2011 y lamenta que el PP «ha escupido» sus propuestas en el Congreso

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La Delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, ha afirmado que para la lucha contra la violencia de género no sólo es necesaria una dotación presupuestaria sino también las reformas de leyes llevadas a cabo por el Ejecutivo en esta Legislatura, como la asistencia jurídica a las víctimas, la consideración de los menores como víctimas directas de este tipo de violencia, la prisión permanente revisable para maltratadores o la imposibilidad de que estos cobren una pensión de viudedad.

Así lo ha indicado la delegada del Gobierno durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, donde ha dado cuenta de la partida de su departamento en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016, que se concreta en 25,22 millones de euros, un seis por ciento más que en el ejercicio anterior.

Precisamente, el PSOE ha reprochado al Gobierno una reducción del 17 por ciento del presupuesto respecto a 2011, a lo que Hernández ha contestado que «está mejor gastado y ejecutado» que en la etapa socialista. «No sólo es cuánto presupuesto se destina sino cómo de eficaz es el crédito y las prestaciones que se aplican», ha defendido, para añadir que «ningún indicador es peor que en 2011», en alusión a la reducción del número de muertes por esta lacra.

Dos horas antes, en la misma comisión, la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha reprochado a los diputados socialistas que no hayan apoyado al Gobierno en «ninguna» de las reformas aprobadas en el Congreso para «luchar» contra la violencia de género y que estos ahora pidan un «pacto social político» en este ámbito.

Estas palabras han soliviantado a los socialistas, entre ellos a la portavoz de Igualdad en la Cámara baja, Ángeles Álvarez, que en su turno frente a la Delegada del Gobierno ha calificado de «poco seria» la comparecencia de Camarero, que «se ha puesto el mono de campaña y ha traído cifras que no son ciertas». «El PP está muy inquieto», ha alertado.

Sobre los presupuestos presentados para violencia de género, Álvarez, que ha sido la única diputada de la oposición en intervenir en este sesión, ha alertado que respecto al presupuesto de 2011 del Gobierno del PSOE, la partida se ha reducido un 17 por ciento y que, por tanto, la de 2016 supone «un aumento sobre un recorte; una trampa».

«NI UN EURO DEDICADO A LOS MENORES»

En ese sentido, ha criticado que mientras el Ejecutivo presume de aprobar la Ley de Protección de la Infancia para que los menores sean considerados víctimas, en sus presupuestos «no hay ni euro dedicado a la protección de ese colectivo». «¿Dónde están las partidas presupuestarias para esas supuestas mejoras?», ha preguntado la diputada socialista a la Delegada del Gobierno.

Álvarez ha lamentado el reproche de Camarero al PSOE por rechazar las reformas legislativas y a la vez pedir un pacto contra la violencia machista. En este sentido, la socialista ha recordado a Hernández que durante la actual Legislatura, el PP «ha escupido» medio centenar de propuestas del PSOE en el ámbito de la violencia de género. También ha dicho que la propia ley contempla la protección de los niños expuestos a la violencia y que lo que plantea la Ley de Infancia no es «nada nuevo».

Para esta diputada, «lo más preocupante» es que el Gobierno «persiste en el error» al realizar un «recorte brutal» en prevención y sensibilización contra la violencia de género, pues considera que estos dos aspectos son «más eficaces que la prisión permanente revisable». «Se lucha con prevención y no con castigos, que muchas veces producen el efecto contrario», ha advertido.

Por último, Álvarez ha manifestado su preocupación por el retraso del Gobierno en la revisión de los protocolos de valoración policial del riesgo de las víctimas, una cuestión que ha calificado de «gravísima». «En abril de 2014 se reunieron tres ministros para la reforma del protocolo de prevención del riesgo y todavía no se ha hecho», ha lamentado esta diputada, para advertir de que «no se puede permitir ni un minuto más de demora» porque «se están cometiendo errores».