Quantcast

Bilbao tiene el horario y el nivel sonoro más amplio de las fiestas estivales, según un estudio

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Bilbao es la ciudad española que cuenta con los horarios más dilatados a la hora de celebrar fiestas y ferias de verano, en función de distintos recintos o casetas y, en función de su lejanía del centro de la ciudad, que se pueden ampliar hasta las 8:00 horas (con el corte de música a las 7:00 horas). Además amplía el nivel sonoro hasta los 95 decibelios mientras el límite de casi todas las ciudades está en 75 decibelios, según el 'Informe del Ruido- Especial Ferias y Fiestas de Verano' realizado por la empresa Aistec con el fin de estudiar el impacto del ruido en estas fechas estivales.

En relación a las diferencias existentes, el estudio destaca el horario de aquellas ciudades cuya celebración se hace únicamente en la calle, como ocurre en el caso de Madrid, donde el horario nocturno es más restrictivo (hasta las 2:30 horas), y aquellas que acondicionan un recinto ferial alejado de la ciudad, como pueden ser Málaga o Bilbao. En el segundo caso, el horario de cierre oscila entre las 6 y las 7 de la mañana (salvo en Bilbao).

En algunas ordenanzas se establece una hora para el corte de la música y otra para el cese total de la actividad, como es el caso de Almería y Bilbao. Sin embargo, como indica el presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Bilbao, Francisco Javier Muñoz, las quejas se producen porque «muchos establecimientos hosteleros sobrepasan el horario establecido». Además, el horario de cierre no impide en muchas ocasiones que los asistentes permanezcan más tiempo celebrando en la calle.

Las únicas ciudades (de las analizadas en el informe que acumula a Madrid, Bilbao, Málaga, Valladolid, Salamanca, Palencia, Pamplona, Almería, Huesca, Ceuta y Melilla) que regulan específicamente un corte de horario por la tarde, debido a su celebración en el centro de la ciudad, son Málaga (18:00 horas) y Almería (17:30 horas y corte de música a las 17:00 horas). A partir de esa hora en estas ciudades la fiesta se traslada al recinto ferial, situado a las afueras de la ciudad. En el caso de Málaga, se excluye de este horario a los establecimientos hoteleros, que pueden continuar la actividad siempre que no superen los niveles de ruido establecidos.

Tras el estudio de la totalidad de los decretos autonómicos y de las ordenanzas municipales de 11 capitales de provincia que celebran sus fiestas durante el verano, el informe determina que los horarios más restrictivos perjudican a los empresarios hosteleros de la zona, a los empresarios especializados en celebraciones de este tipo y a los asistentes a la fiesta, que disfrutan de menos horas de ocio. Por otro lado, los horarios más permisivos perjudican a los vecinos de la zona, que no pueden conciliar el sueño, y a los empresarios de la zona cuya ocupación no está relacionada con la celebración.

El director gerente de Aistec, Antonio Jiménez ha afirmado que «se debe trabajar en controlar los niveles de ruido de las fuentes sonoras, el reparto de la concentración de personas en zonas alejadas de áreas residenciales y el empleo de elementos como pantallas acústicas para proteger las zonas más sensibles».