Quantcast

No pone los auriculares y le pillan viendo porno en clase

Un estudiante de la Universidad de Sidney (Australia) pasó los peores segundos de su vida en medio de la clase en la que estaba 'atendiendo' a las indicaciones de su profesora.

Aburrido por el tostón que contaba la docente, el joven decidió sacar su ordenador y ponerse a ver porno como si nada. ¿Qué ocurrió? Que tuvo la torpeza de pensar que los auriculares estaban puestos- cosa que no fue así– y de repente empezaron a reproducirse intensos gemidos que retumbaban cada vez más fuerte en la clase.

Él, concentrado en su película, no se daba cuenta de que todos sus compañeros estaban escuchando los gemidos, hasta que la profesora le avisó de la situación.

El estudiante, avergonzado, cogió su portátil y salió corriendo. El vídeo fue publicado en las redes sociales y ha tenido una gran acogida entre los internautas aunque el propio joven ha asegurado que se trataba de una broma. ¡Ya, ya, ahora no valen excusas, amigo!