Quantcast

Salou recupera la normalidad

Las rutinas de los senegaleses que mal viven en Salou
continuan 48 horas después de la muerte de uno de sus compatriotas. Si bien el
departamento de interior autonómico exime a los Mossos d'Esquadra de cualquier
responsabilidad en la tragedia la versión de los amigos y la familia de la víctima
es distinta.

El hermano del finado asegura que la actuación policial fue
brutal.
Se reventó la puerta del piso familiar como si fuera una bomba y sin
previo aviso. Momentos después redujeron a la víctima en el balcón del inmueble
propiciando que acabara desplomándose al vacío.

La comandancia de los Mossos sí ha reconocido que pudiera
ser que la víctima se hubiera atemorizado por la actuación y acabara cometiendo
una temeridad que le costó la vida. Una operación policial que no fue grabada
ni tampoco presenciada por la secretaria judicial que se encontraba en el exterior del edificio.

Los Mossos d'Esquadra trataban de desarticular una pequeña
red criminal
que, presuntamente, se dedicaba a la importación de material
falsificado
.

En los últimos meses esta red había adquirido una tonelada
de material falsificado
procedente de Turquía y del Reino Unido. Los Top Manta
vendían este material
en las calles y las playas de Salou.

A las doce personas detenidas en los registros del martes se
les imputa
por presuntos delitos contra la propiedad industrial y, también, por
pertenecer a un grupo criminal.