Quantcast

La exposición fetal al VIH de los monos aumenta la resistencia a la infección al nacer

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de California, en Estados Unidos, han descubierto que los monos expuestos en el útero materno al virus de la inmunodeficiencia en simios (VIS), el equivalente al virus del sida en estos animales, les confiere una mayor resistencia a la infección cuando nacen.

En concreto, según los resultados que publica la revista 'Science Translational Medicine', han visto que tienen una mayor capacidad para combatir el virus en caso de contagio, lo que podría ayudar a mejorar el diseño de nuevas terapias para tratar y prevenir la infección, al tiempo que también explicaría por qué sólo unas pocas mujeres transmiten el VIH a sus hijos.

El avance del VIH se debe, en parte, a que requiere una respuesta inmunológica crónica y agresiva, lo que hace que algunos investigadores duden sobre si la eficacia de una posible vacuna radicaría más en la activación del sistema inmune o en amoldarlo para que tolere el virus.

No obstante, el sorprendente hecho de que solo el 5-10 por ciento de los bebés nacidos de madres con VIH resulten infectados por el virus en el útero parecía sugerir la presencia de una tolerancia inmune que protege del virus.

En este punto, Chris Baker y su equipo analiaron si la exposición fetal al virus lograba desarrollar una mayor tolerancia a largo plazo, para lo que inyectaron una forma debilitada del VIS a un grupo de monos durante su gestación. Y posteriormente, un año después de nacer, les expusieron al virus en su estado más avanzado.

Aunque los animales no desarrollaron tolerancia inmunológica, sí exhibieron concentraciones mucho menores del virus en la sangre meses después de ser infectados, en comparación con aquellos fetos que no fueron expuestos.

Los hallazgos sugieren que la exposición al virus en el útero podría servir de entrenamiento al sistema inmune, todavía en desarrollo, para controlar mejor la infección en etapas posteriores de la vida.

Además, los investigadores identificaron más de una docena de marcadores inmunológicos asociados con esta protección parcial contra el VIS, que podría ser clave para el desarrollo de nuevas vacunas contra el VIH que generen una mayor tolerancia.