Quantcast

Joan Miquel Oliver entablará un 'diálogo surrealista' con Dalí en un concierto ante su museo

«Yo nunca he hecho música para escandalizar», dice

GIRONA, 12 (EUROPA PRESS)

El cantante mallorquín Joan Miquel Oliver entablará un 'diálogo surrealista' simbólico con Salvador Dalí en el concierto que dará el 29 de agosto frente al Teatro Museo Salvador Dalí de Figueres (Girona) en el marco del Festival Acústica.

El cantautor llevará a la plaza Gala-Salvador Dalí los temas de su nuevo disco en solitario 'Pegasus', que contiene patrones de samba, ecos de cumbia, electrónica, rock y la clásica pátina melancólica de Oliver, que ya grabó en solitario 'Surfistes en càmera lenta' (2005) y 'Bombón mallorquín' (2009).

En declaraciones a Europa Press, Oliver se ha mostrado «impresionado» por actuar frente al museo del genio ampurdanés, por su legado importante al mundo de la pintura y de las artes.

«Dalí fue un personaje muy grande y no deja de impresionarme un poco este concierto», ha admitido el cantante, que ha dicho que en el concierto no faltarán guiños al surrealismo con canciones como 'Pallasso' y 'Inventari pis carrer Missió núm. 3,2'.

Una de las características de la gira 'Pegasus' es que cada concierto es distinto, y los tres componentes del grupo escogen unos días antes el repertorio, en función del lugar, del público, y de los grupos que actúan junto a ellos.

Sobre el arte y la pintura Oliver ha destacado que le interesan mucho las artes plásticas, y ha confesado que siente una especial predilección por el dibujo técnico y las perspectivas y ha experimentado también con la pintura al óleo.

De todas formas, ha subrayado que las artes plásticas y musicales siguen procesos muy distintos, y grandes pintores de renombre pueden no tener muchos criterios musicales.

«YO NUNCA HE HECHO MÚSICA PARA ESCANDALIZAR»

«El trabajo de los músicos es aire, es algo etéreo hasta que no se acaba de hacer un disco», ha defendido Oliver, que se ha desmarcado del surrealismo daliniano en el hecho de que el genio ampurdanés tenía una intención provocadora, mientras que él siempre ha querido hacer cosas más sencillas que lleguen a todo el mundo.

«Yo nunca he hecho música para escandalizar», ha subrayado a la vez que ha reconocido mayores paralelismos entre Dalí y Albert Pla y Dalí y Adrià Puntí.