Quantcast

Rull dice que un Gobierno catalán de transición podrá integrar a independientes y consellers actuales

Aspiran con Junts pel sí a una movilización «como ninguna otra» candidatura en Cataluña

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de CDC y número 12 de Junts pel sí, Josep Rull, ha explicado que el Gobierno catalán que pilotaría la transición nacional de Cataluña en caso de que se impongan los independentistas tras el 27S podría incorporar a consellers que han quedado fuera de la candidatura de Junts pel sí y combinará la presencia de políticos con expertos de la sociedad civil.

En una entrevista de Europa Press, ha resaltado que debe ser un Govern con «un fuerte carácter de transición nacional» y, en consecuencia, con mucha capacidad política, de diálogo y de gestionar el proceso constituyente que se implementará para que concluya con éxito.

«Puede ser un Govern perfectamente abierto a determinadas expresiones de la sociedad civil, como lo es la lista. Puede haber una combinación de estos elementos: de políticos y de expertos en determinados temas como consellers, secretarios y directores generales», ha precisado el dirigente de CDC.

También ha dejado claro que los consellers que han quedado fuera de la lista de Junts pel sí podrían integrarse al Govern que se nombre porque son «activos importantes para el proceso», y pese a que él ocupa el número 12 de la candidatura, ha negado que se postule para serlo.

Además del presidente de la Generalitat, Artur Mas, la lista de CDC por Barcelona incluye a la vicepresidenta, Neus Munté, y a los conselleres Irene Rigau y Germà Gordó, pero deja fuera a Francesc Homs, Felip Puig, Andreu Mas-Colell, Meritxell Borràs, Jordi Ciuraneta, Ferran Mascarell y Jordi Jané.

En la lista por Girona se incluye el nombre del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, que cierra la lista y, en consecuencia, tiene pocas opciones de salir elegido.

CUANDO LLEGARÁN LOS MINISTERIOS

Pese a que inicien el proceso de transición, Rull ha constatado que Catalunya continuará siendo una autonomía, por lo que deberán mantener el nombre de consellerías, pero estas se transformarán en ministerios cuando haya un Estado catalán: «Evidentemente tendremos que utilizar la terminología habitual en el mundo. Pero esto es otra fase».

En relación a la campaña electoral, ha concretado que se trabaja para visualizar el carácter unitario de Junts pel sí, por lo que quieren celebrar actos conjuntos y dar protagonismo a la ciudadanía: «Quedará reflejado que no son los actos de un partido y sí de una coalición».

Según Rull, con el argumento de que es una candidatura abierta a los ciudadanos aspiran a una movilización extraordinaria, de tal magnitud «como ninguna otra haya hecho en el país y que reflejará el momento excepcional» que se vive.

Así, pretenden diseñar una campaña positiva, constructiva, que dé alas a la esperanza y represente una «revuelta de las sonrisas» al servicio de los catalanes que quieran votar sí el 27S.

Por ello, desde la candidatura Junts pel sí se ha impulsado la campaña 'Fes-te candidat' (Hazte candidato) que, tras conseguir el objetivo de que se apuntaran 13.500 personas como voluntarias, ahora se propone alcanzar las 40.000, el mismo número que en el 9N.