Quantcast

Francisco Rivera continúa «muy grave» por la cornada en Huesca

Francisco Rivera, Paquirri, continúa en estado «muy grave» tras haber sido intervenido en Huesca después de sufrir una aparatosa cornada durante la corrida que le provocó una herida en el bajo vientre, según el parte médico. 

El torero salió del quirófano pasadas las diez de la noche tras dos horas y media de operación. Su apoderado ha sido el encargado de confirmar que el asta de toro no ha herido ningún órgano vital pero que, aun así, su estado reviste mucha gravedad. A pesar de todo, Rivera Ordoñez se encontró en todo momento consciente. 

Esta es una de las cogidas más graves que ha sufrido el hijo de Carmina Ordóñez y Paquirri desde que decidiese volver a los ruedos. La cogida recordó mucho a la escena de angustia que se vivió hace ya más de 30 años con la muerte de su padre durante una corrida en Pozoblanco

La esposa de Francisco Rivera, Lourdes Montes, se encuentra en avanzado estado de gestación de la que será la segunda hija de Francisco y la primera de la diseñadora. Momentos muy tensos y delicados que la familia Rivera Ordóñez vive con nerviosismo hasta conocer la evolución del torero.

Paquirri tenía previsto torear el jueves en San Sebastián dentro de la Illumbre, tres años después de la prohibición de las corridas en la capital guipuzcoana por parte de Bildu, pero no podrá acudir a la esperada cita.