Quantcast

Sitges persigue los pisos turísticos ilegales

La gran afluencia de pisos ilegales en esta ciudad costera ha propiciado que el ayuntamiento se vea obligado a contratar un trabajador con el objetivo de que detecte estas irregularidades.

La persona contratada tendrá la labor de recorrer diariamente las calles del municipio para comprobar que las denuncias de los vecinos se ajustan a la realidad.

La concejalía de Turismo y del Gremio de Hoteles ha revelado que en el municipio existen 2.600 pisos turísticos de los que solo poco más de un millar tienen los permisos en regla para realizar esta actividad. Más de 1500 recintos turísticos funcionan en Sitges al margen de la normativa.

Además, el ayuntamiento sostiene que una buena parte de estos pisos carecen de las condiciones sanitarias precisas. Por este motivo, aduce que los turistas pueden llevarse una mala imagen de uno de los pueblos más conocidos de Cataluña en el extranjero.

Desde el consistorio se denuncia, también, la existencia de negocios ilegales que cobran una tasa turística a los visitantes cuando ni siquiera están autorizados a abrir sus dependencias.

Los pisos turísticos ilegales han sido cuestionados en Barcelona donde el equipo de gobierno local ha paralizado su extensión a la espera de reflexionar sobre el modelo turístico que debe seguir la capital catalana.

Tanto en Sitges como en Barcelona se destaca la deslealtad de estos pisos turísticos ilegales hacia quienes pagan sus impuestos con regularidad y han regularizado su actividad con la administración