Quantcast

El PP cree que abrir «sin más» el debate para reformar la Constitución sirve de excusa a los que quieren «destrozarla»

Javier Maroto comparte con Catalá la idea de hacer una reflexión «serena» para saber con qué fin y con qué partidos se cuenta

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El vicesecretario del Area de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que «abrir, sin más, el debate de reforma de la Constitución en este momento puede servir también para que quienes quieren destrozar la Constitución se agarren a él como una excusa». Por lo que dijo estar seguro de que el ministro de Justicia «ni ningún miembro de la dirección del PP podríamos facilitar semejante cuestión».

El dirigente popular hacía esta reflexión al hilo de la propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien ayer aseguró en una entrevista con Europa Press, que estaba abierto a una reforma constitucional para delimitar las competencias del Estado y reformar la sucesión a la Corona. Aunque matizó que «se puede hacer una reflexión tranquila, razonable» y «fruto de la experiencia de 37 años de convivencia», dejando claro que el planteamiento debe estar alejado de «eslóganes» y centrado sólo en problemas concretos y «soluciones concretas» y «no a revisar a todo lo que funciona y que funciona bien».

Maroto precisó que, al igual que «piensa el ministro», también él piensa que hay que hacer esa reflexión de manera «serena» porque, admitió, «todo se puede hablar», como se dijo ya en la Convención del PP. Pero precisó que «también es importante saber siempre con qué fines, con qué objetivos y con qué partidos se hace eso antes de empezar su debate o su modificación».

«El ministro Catalá, que es un buen ministro y es inteligente, sabe como sabemos en la dirección nacional que cualquier reforma en este ámbito, de amplio calado, como puede ser la de la Constitución requiere primero de un debate interno, sosegado, saber para qué se propone, en qué condiciones se propone y qué acuerdos se tienen», recalcó Javier Maroto.

El vicesecretario popular considera «entonces y sólo entonces» es cuando hay que «hacerlo público, anunciarlo y explicarlo». «Yo creo que no se puede hacer un anuncio al principio de esa reflexión, que es muy interesante, porque requiere, como estoy seguro que comparte él conmigo, todo ese debate para terminar diciendo para qué, con quién, con qué acuerdos y con qué objetivos», insistió.

Al ser preguntado si el PP ha iniciado ya internamente ese debate para plasmarlo en su programa electoral de cara a las próximas generales, explicó que «cuando haya contenidos, cuando haya debate concluido y cuando haya acuerdos, en ese momento debería hacerse público en qué consiste esa reflexión, que ya no sería tal, sino una propuesta concreta».

LA PROPUESTA DEL PROGRAMA ELECTORAL, EN SEPTIEMBRE

«Quiero recordar a todo el mundo que la propuesta de programa electoral, que es el documento donde todo esto tiene que estar cerrado, se hará en septiembre», añadió al tiempo que recalcaba que «la prudencia es el mejor de los aliados».

Al ser preguntado si comparte el planteamiento del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien apunta la necesidad de un consenso de entre el 80 y 90 por ciento para aprobar una reforma Constitucional, explicó que para realizar reformas de este tipo se necesita «mucho respaldo político», pero no quiso entrar en porcentajes.

En su opinión, las leyes o las reformas que «duran cuatro telediarios no son útiles» y puso como ejemplo las realizadas en el ámbito educativo: «hemos pasado por reformas y contrarreformas cada dos por tres». Por ello, insistió en que es partidario de que haya «consensos muy amplios para que las reformas vengan para quedarse y además con acierto».