Quantcast

Desarticulada la red del «Pisahuevos», uno de los grupos de narcotraficantes más activos de Canarias

 Agentes de la Policía Nacional han detenido a 36 personas de uno de
los grupos «más activos» de narcotraficantes que operaba en Canarias,
uno de cuyos cabecillas eras apodado «El Pisahuevos». En la operación,
llevada a cabo después de tres años de investigación, se han incautado
de más de un millón de euros en efectivo, 205 kilos de cocaína, 17 de
sulfato de anfetamina, 120 de hachís y otros 130 de sustancia de corte.

Para ello, los agentes han tenido que desmantelar siete inmuebles que se utilizaban como laboratorios artesanales para la adulteración de droga, y han practicado un total de 23 registros domiciliarios, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

La investigación se remonta al año 2012 cuando los investigadores de la UDYCO de Las Palmas centraron sus pesquisas en dos de los principales responsables de la organización que responden a las iniciales de A.S.M.G y F.J.F.P., este último alias 'El pisahuevos'.

En el transcurso de estas investigaciones los agentes averiguaron que estas personas adquirían la sustancia estupefaciente en Sudamérica y, posteriormente, se transportaba vía marítima desde Brasil hasta Canarias.

Para realizar esta operación utilizaban el método del 'gancho ciego' que consiste en introducir, en origen, una determinada cantidad de cocaína en contenedores de carga con mercancía legal para su posterior vaciado en destino mediante la rotura del precinto utilizado para el cierre del contenedor.

Además, para no dejar constancia de la manipulación que se realizaba, los responsables de recoger la droga en destino ponen un nuevo precinto, previamente depositado dentro del contenedor interesado por la organización en origen.

Por ello, en la medida que avanzaban las investigaciones, los agentes pudieron acreditar que algunos trabajadores del puerto de Las Palmas colaboraban con los responsables del grupo «de forma perfectamente organizada», de tal manera que lograba articular una vía de suministro constante de droga a Canarias procedente de Sudamérica.

TRES AÑOS DE INVESTIGACIÓN

La Policía Nacional señaló que en los tres años que ha durado la investigación se ha constatado que la organización desarticulada no sólo se dedicaba a introducir droga en Canarias, sino que también adulteraban en laboratorios artesanales clandestinos para después distribuirla.

Esto lo podían llevar a cabo gracias a una «perfecta» red piramidal compuesta por la cúpula de la organización, sus lugartenientes, los cocineros (personas con conocimientos en adulteración de distintas drogas) y los distribuidores de barrio, responsables del tráfico de drogas en los distintos barrios de las islas.

En cuanto a cómo financiaban la cocaína en Brasil, la Policía Nacional apunta a que lo hacían a través de terceras personas –correos o mulas–, que llevaban consigo importantes cantidades de dinero en metálico de hasta 100.000 euros.

Seguidamente, este dinero era trasladado, vía aérea, desde Gran Canaria a Madrid, donde se entregaba a una empresa de cambio y envío de dinero. Así, durante el periodo en el que se ha llevado a cabo la investigación señalan que se podría haber enviado una cantidad de unos 5 millones de euros.