Quantcast

Argentina.- La ausencia de Menem marca el arranque del juicio por encubrimiento del atentado contra la AMIA

BUENOS AIRES, 6 (EUROPA PRESS)

La Justicia argentina ha comenzado este jueves el juicio oral contra varios acusados del presunto encubrimiento de las investigaciones por el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994. La primera sesión ha estado marcada por la ausencia del expresidente Julio Menem, principal acusado.

Menem, de 85 años, ha alegado problemas de salud para evitar comparecer. Según la versión ofrecida ante la corte, el exmandatario «sufrió un agravamiento de su cuadro de hipertensión arterial, sumado a la diabetes, esclerosis y artrosis que tiene», informa el diario 'La Nación'.

Junto al expresidente, también deben sentarse en el banquillo el exjefe de la Inteligencia Hugo Anzorreguy y el juez Juan José Galeano, en quien recayó la causa durante casi una década. Completan la lista fiscales y policías vinculados a las pesquisas iniciales e incluso el primer preso de la causa, así como su mujer y su abogado.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número 2 de Buenos Aires debe decidir, entre otras cuestiones, si Menem desvió la investigación para proteger a Siria o si Galeano cobró 400.000 dólares para señalar a falsos culpables del atentado, en el que perdieron la vida 85 personas. La Fiscalía prevé que el juicio dure un año.

Por la sala también irá pasando una larga lista de testigos, hasta un total de 140. Una de las personas llamadas a comparecer es la actual presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

MUERTE DE NISMAN

El juicio comienza siete meses después de que fuese hallado sin vida el fiscal Alberto Nisman, que mantenía que funcionarios de Irán tuvieron responsabilidad en el atentado. Nisman apareció en su apartamento con un disparo en la cabeza, cuatro días después de acusar a Fernández de Kirchner de encubrir a los sospechosos iraníes.

El responsable de la asociación de víctimas del atentado, Sergio Burstein, ha subrayado este jueves que «la sociedad argentina está esperando una respuesta» a lo ocurrido hace más de dos décadas, según la agencia Reuters. Hasta el momento, no se ha emitido ninguna condena en el país sudamericano.