Quantcast

Barcelona rebaja la multa a los apartamentos ilegales a cambio de piso social

Los 330 pisos expedientados por el ayuntamiento de la capital catalana pueden acogerse ahora a la bolsa de emergencia.

La sanción máxima por tener un piso turístico ilegal es de 90 mil euros pero la cantidad media no pasa de los 15 mil euros.

Uno de los requisitos de la ley es exigir a las webs a las que pertenecen los apartamentos ilegales que faciliten los datos de los propietarios de los pisos sin licencia.

Este iniciativa se implantará de inmediato en el distrito de Ciutat Vella en calidad de prueba piloto y forma parte de un paquete de medidas que tienen por objetivo perseguir y acabar erradicando los numerosos apartamentos turísticos de la ciudad condal.

El equipo de gobierno local de Ada Colau ha previsto una campaña informativa entre los turistas para sensibilizarles a cerca de las irregularidades de los pisos en los que pernoctan.

Los alquileres de emergencia que pretende habilitar el ayuntamiento pueden ser muy bajos o gratuitos porque dependen de los ingresos de los arrendatarios, habitualmente, personas con escasos recursos y con riesgo de exclusión social.

El alquiler lo cobrará el propietario del piso turístico siempre y cuando haya abonado el 20% de la multa que le toca pagar, un mínimo de 3 mil euros.