Quantcast

PSOE lamenta la «nueva bofetada a las políticas públicas contra la violencia de género», un 17% menos que en 2011

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El PSOE ha lamentado «la nueva bofetada a las políticas públicas contra la violencia de género» en los Presupuestos Generales del Estado perfilados por el Gobierno del PP para este 2016, un 17% menos de lo presupuestado por el anterior Ejecutivo socialista en 2011, cuando alcanzaron los 30 millones.

Así lo ha denunciado la portavoz socialista de Igualdad en el Congreso, Ángeles Álvarez, quien ha mostrado su «desolación y decepción» ante «el mínimo esfuerzo del Gobierno por impulsar con un presupuesto suficiente la lucha contra la violencia de género».

Álvarez ha manifestado también su «asombro» por la «insensibilidad de un Gobierno incapaz de equiparar, al menos, los presupuestos de la Delegación del Gobierno contra la violencia a los del último presupuesto socialista».

A su vez, destaca la «reducción del 4,41%» de las partidas económicas destinadas para el Instituto de la Mujer, con respecto a lo asignado por los socialistas. Además, critica que los Presupuestos «siguen sin apoyar a las familias y particularmente condenando a las mujeres a asumir cuidados de salud, educación y dependencia en las que el Estado debe asumir corresponsabilidad».

Sobre los objetivos que se marca el Gobierno para 2016 en materia de violencia de género, Álvarez ha mostrado su preocupación ante la reducción de las expectativas de mejora de la coordinación y la atención especializada a las víctimas de violencia de género y que un año más se prevea «una disminución de las unidades disponibles de dispositivos telemáticos, o de los convenios para la formación de profesionales».

«EL MAYOR ATAQUE A LAS POLÍTICAS CONTRA LA VIOLENCIA»

En este sentido, resalta que los socialistas han denunciado «sistemáticamente» los recortes «en un ámbito donde la prevención es esencial» y ha constatado que la llegada del PP al gobierno «ha supuesto el mayor ataque a las políticas contra la violencia», con recortes de hasta el 30% del total destinado a la Delegación del Gobierno contra la Violencia.

«Esperábamos que ante la supuesta bonanza de la economía el Gobierno apostase como mínimo por equipar las partidas a las de los últimos gobiernos socialistas, pero es evidente que este no es un tema preeminente para el gobierno de Rajoy», ha agregado.

Ángeles Álvarez denuncia que durante esta legislatura el PP «ha estado falto de imaginación, poco atento a las mejoras necesarias para implementar correctamente la ley y sordo a las demandas de las asociaciones especializadas y de los expertos que apuntan carencias, falta de formación y ciertas disfunciones en la aplicación de los instrumentos legales».

A su juicio, estos presupuestos son la «muestra de la resistencia del Gobierno» a dar la relevancia a la prevención de un fenómeno que no se conseguirá frenar si no hay un mayor impulso y compromiso social y político.

«Es un error que el gobierno se limite a reparar y paliar y no haya entendido la importancia de la prevención y las políticas de igualdad como estrategia para frenar la violencia», sentencia.