Quantcast

Aprobado el informe del almacén nuclear de Villar de Cañas, en Cuenca

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha acordado con cuatro votos a favor y un voto en contra, informar favorablemente y remitir al Ministerio de Industria el informe preceptivo y vinculante, con límites y condiciones, asociado al proceso de licenciamiento, autorización previa de la instalación nuclear de Almacenamiento Temporal Centralizado (ATC) de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos de alta actividad en la localidad de Villar de Cañas (Cuenca).

Ahora, según ha informado el regulador atómico, corresponde al Ministerio otorgar la correspondiente autorización administrativa.

El informe del CSN señala que desde el punto de vista de la seguridad, la evaluación técnica realizada constata que el emplazamiento propuesto no presenta «fenómenos excluyentes». No obstante, apunta que del análisis normativo se deriva que las características del emplazamiento (principalmente en relación con aspectos geológico-geotécnico, hidrogeológico y de estabilidad del terreno) condicionan el diseño del ATC y que los fenómenos asociados a las características del terreno recomiendan «complementar la seguridad intrínseca del diseño».

Además, añade que, adicionalmente, y al objeto de garantizar que las condiciones de seguridad nuclear y protección radiológica se mantienen a lo largo de la vida de la instalación (desde el inicio de las actividades de excavación), el CSN requiere el seguimiento de las condiciones y fenómenos del emplazamiento, mediante la aplicación de planes de medidas complementarias, compensatorias y de vigilancia.

El Pleno del CSN también ha acordado emitir un informe preceptivo estableciendo los límites y condiciones relativos a la seguridad nuclear y protección radiológica relacionados con esta etapa del proceso, dando cumplimiento a los requisitos básicos de seguridad nuclear en instalaciones nucleares que recoge la Instrucción del Consejo IS-29.

Ahora, queda en manos del Ministerio conceder a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) el permiso para iniciar las infraestructuras y acciones preliminares para la construcción del silo, donde se almacenarán durante casi un siglo los residuos atómicos españoles.

Sin embargo, aunque éste sería el primer paso necesario, aún quedaría pendiente que el CSN se pronuncie sobre la autorización de construcción del ATC y, posteriormente, sobre la licencia de explotación. La edificación propiamente dicha del almacén va aparejada a la autorización de construcción.

La solicitud de autorización previa y de construcción del ATC fue presentada por Enresa al departamento de Industria el 14 de enero. Dos años y unos meses antes, el 30 de diciembre de 2011, el Consejo de Ministros, en una de sus primeras reuniones desde la formación de Gobierno presidido por Mariano Rajoy, acordó designar a Villar de Cañas (Cuenca) el emplazamiento del ATC y su centro tecnológico asociado. Ecologistas y geólogos han criticado la elección de esta ubicación.