Quantcast

Muere una niña en Eslovaquia después de que su padre la olvidara en el coche

Una niña eslovaca de sólo 2 años ha fallecido en Nitra, una localidad del país, después de permanecer encerrada durante más de seis horas en el vehículo de su padre.

Según informa 'Mirror', Joseph Kurak, el padre de la criatura, la olvidó en el coche pensando con casi toda seguridad que «la había dejado en la guardería como cada día».

Las temperaturas, muy elevadas en Eslovaquia como en gran parte de Europa, llegaron a alcanzar los 36 grados en el interior del monoplaza, algo que provocó que el cuerpo de la niña sufriera incluso quemaduras y que no pudiera respirar con facilidad.

Cuando salió del trabajo, Kurak se encontró el cadáver de su hija en la silla situada en el asiento trasero de su coche. «¡La he matado, la he matado!», lamentaba una y otra vez el padre de la niña, según informaron al periódico británico algunos de los testigos que presenciaron dicha escena.

La policía eslovaca se encuentra en estos momentos investigando lo ocurrido. Mientras tanto, Joseph Kurak ha tomado declaración en las últimas horas y tendrá un juicio rápido que determine su situación judicial tras la muerte de su hija pequeña.