Quantcast

Ikea avisa del riesgo de sus cómodas tras la muerte de dos niños en EEUU

La empresa sueca Ikea ha anunciado en las últimas horas el desarrollo de una campaña de seguridad y prevención a nivel mundial (incluido España) sobre el uso de sus cómodas Malm e incluso del uso de varios modelos de roperos y armarios.

Según ha publicado 'El Huffington Post', la decisión se produce después de que el pasado años fallecieran dos niños en Estados Unidos al ser aplastados por varias cómodas cuyos anclajes no hicieron su función en una de las paredes de la casa en la que vivían hasta el momento de la tragedia.

«Los clientes deben estar seguros de que este tipo de muebles deben estar bien anclados a la pared, ya que pueden llegar a causar lesiones fatales si no es así«, asegura un portavoz de Ikea al diario 'Daily Mail'.

Esa información asegura, de igual manera, que todos los clientes afectados pueden pasar por las tiendas (por el momento la campaña sólo se ha hecho efectiva en Reino Unido y Estados Unidos) para adquirir unos anclajes que realmente sean seguros y de forma gratuita y así evitar tragedias de estas características y que ha dejado en los últimos quince años la muerte de más de una docena de menores.

En total, más de 27 millones de cómodos podrían estar defectuosas. Mientras tanto, la Agencia General del Consumidor en Estados Unidos ha recomendado que no se utilicen cómodas para niños de Ikea con una altura superior a 60 centímetros ni tampoco los modelos para el resto de personas que pase de 75 centímetros a no ser que estén anclados a una pared.