Quantcast

¿Llegan las multas de tráfico del extranjero?

Hay conductores que a duras penas recuerdan y respetan el código de circulación de las carreteras españolas, por lo que pedirles que conduzcan adecuadamente por el extranjero parece casi una utopía. De hecho, la mayoría de conductores piensan que de cometer una infracción, sobre todo si es de carácter leve, nunca recibirán la pertinente notificación en el domicilio.

Como diría el anuncio de una conocida compañía de seguros, esto es un… ¡ERROR! Desde el año 2011, los países miembros de la Unión Europea pueden intercambiarse información policial relativa a determinadas infracciones de tráfico. Pese a que tardó unos años en implantarse, desde 2014 la normativa está en vigor.

De esta forma, los conductores foráneos -ya sea turistas que llegan a España como españoles que visitamos el extranjero- no quedarán impunes ante una temeridad al volante.

En concreto, la normativa recoge intercambiar información si el conductor ha realizado una de las ocho infracciones previstas. Exceso de velocidad, conducir bajo los efectos del alcohol, saltarse un semáforo en rojo o no llevar el cinturón de seguridad, son solo algunas de las más comunes. En cada caso, se aplicará la legislación vigente en el país donde se ha cometido la infracción.

Además, existen ciertas excepciones a tener en cuenta. Países como Holanda o Reino Unido, las multas de tráfico pueden tramitarse por vía judicial, no administrativa. Por ello, la DGT recomienda conocer la normativa de circulación del país al que viajamos en la web de la Comisión Europea.