Quantcast

Infancia.- Unos 124 millones de niños se quedaron sin escolarizar en 2013 en todo el mundo

La UNESCO reclama compromisos serios a los donantes internacionales para avanzar hacia una educación primaria y secundaria gratuita

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El número de niños sin escolarizar aumentó hasta alcanzar los 124 millones de menores en todo el mundo en 2013 debido a la reducción de las ayudas en materia de educación, según ha informado la Organización de Naciones Unidas para la Cultura, la Ciencia y la Educación (UNESCO).

En un estudio elaborado por el Instituto de Estadística de la UNESCO y el Informe de Seguimiento Global de la Educación para Todos, la agencia de Naciones Unidas ha puesto de manifiesto que la inversión en educación se sitúa en niveles por debajo de los de 2010 y es extremadamente insuficiente para lograr los objetivos marcados para alcanzar una educación primaria y secundaria universal.

“El Foro de Educación Mundial en Incheon en mayo fijó una visión ambiciosa para los próximos 15 años, prometiendo 12 años de acceso gratuito e igualitario a la educación de calidad”, ha dicho la directora general de la UNESCO, Irina Bokova.

“A pesar de la importancia de los recursos nacionales, este nuevo documento alerta de que a menos que los países adopten serios compromisos para incrementar la ayuda en las próximas conferencias en Oslo y Addis Abeba, este objetivo permanecería alejado para millones de niños y jóvenes”, ha explicado.

Las cifras del Instituto de Estadística de la UNESCO muestran que uno de cada once niños no está escolarizado, hasta un total de 59 millones en 2013, lo que supone un incremento de 2,4 millones desde 2010. De estos, 30 millones viven en el África subsahariana y 10 millones son del sur y oeste de Asia.

24 MILLONES DE NIÑOS NO IRÁN NUNCA A CLASE

Según el estudio de la UNESCO, 24 millones de niños nunca irán a clase. La mitad de los niños sin escolarizar del África subsahariana nunca se matricularán. Las niñas son las más desfavorecidas, particularmente en el sur y oeste de Asia, donde es muy poco probable que el 80 por ciento de las niñas sin escolarizar llegue a empezar la escuela, comparado con solo el 16 por ciento de los niños.

Además, uno de cada seis adolescentes no está escolarizado, un total de 65 millones en 2013. Uno de cada tres viven en el sur y este de Asia, otro tercio en el África subsahariana, donde hay más adolescentes sin matricular que en 2000.

Los conflictos representan una gran barrera para la educación. “Los nuevos datos muestran el impacto devastador de la guerra civil en Siria”, ha dicho la directora del Instituto de Estadística de la UNESCO, Silvia Montoya.

“Antes del conflicto, casi todos los niños estaban matriculados en la escuela primaria pero en 2013 casi 2 millones de niños y adolescentes estaban sin escolarizar. Solo dos años de la guerra civil ha borrado todo el progreso en educación desde el comienzo de siglo”, ha asegurado.

Por su parte, el Informe de Seguimiento Global de Educación para Todos señala que, a pesar de un pequeño incremento del 6 por ciento en la ayuda a la educación, los niveles son un 4 por ciento inferiores hoy frente a los de 2010. Sin alcanzarse nuevos compromisos de gasto, la ayuda a la educación continuará paralizada hasta al menos 2017.

En los países con ingresos bajos o medios, aportar doce años de educación escolar a los niños supondrá un coste de 40.000 millones de dólares. Para suplir este déficit, los países donantes deberían incrementar su ayuda a la educación un 600 por ciento. En lugar de eso, según la UNESCO, han situado la educación en uno de los lugares más bajos de sus prioridades y la mitad de los países donantes han reducido su ayuda básica a la educación en los periodos 2008-2010 y 2011-2013.

El director del Informe de Seguimiento Global de Educación para Todos, Aaron Benavot, ha subrayado que hay que aumentar la ayuda a la educación en todo el mundo en lugar de recortarla. “El mundo se ha fijado la gran meta de impartir doce años de educación gratuita. Esto simplemente no ocurrirá a menos que los países se tomen en serio la financiación. La Cumbre de Oslo sobre la Educación para el Desarrollo y la Financiación y la Tercera Conferencia sobre la Financiación para el Desarrollo en Addis Abeba el próximo mes presenta un examen real sobre el compromiso de los donantes. Sin eso, es poco probable que se cumplan los objetivos y promesas para el progreso”, ha señalado.

El documento difundido por la UNESCO muestra que la ayuda a la educación no va donde más se necesita. En 2013, solo una tercera parte de la ayuda a la educación básica fue asignada a los países más pobres. Aunque el África Subsahariana representa más de la mitad de los niños sin escolarizar, la ayuda a la educación básica solo representó un tercio de los recursos totales.