Quantcast

Zapatero afirma que la Encíclica sobre Medio Ambiente del Papa pone paz entre la ciencia y la religión

Francia pide la presencia de líderes de alto nivel en la Cumbre del Clima de París de finales de año

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha afirmado que la Encíclica 'Laudato Si', sobre Medio Ambiente, publicada por el Papa Francisco es un «magnífico documento» que alerta de los riesgos de no atender al medio ambiente y que «pone paz» entre la ciencia y la religión, una relación en la que «antes había cierta tensión».

Durante la inauguración del IV Foro Global de Sostenibilidad de Ernst & Young, Zapatero ha dicho que en materia de lucha contra el cambio climático, los Objetivos de desarrollo del Milenio son un «triunfo» del reconocimiento de la ciencia y la tecnología y que «ahora llega también a la fe, porque la Encíclica del Papa es un magnífico documento sobre los riesgos del medio ambiente».

Por otro lado, Zapatero ha defendido el desarrollo de las energías renovables pese a las «ineficiencias» que generan al principio, cuando necesitan ayudas y ha reclamado una mayor inversión en materia de I+D+i para generar crecimiento sostenible.

Respecto al concepto de sostenibilidad, ha destacado que «ha empezado a invadirlo todo» y que ahora tiene un valor como lo tuvieron en el siglo XX conceptos como crecimiento o desarrollo. A su juicio, lo más relevante en 2015 es la confluencia de las corrientes de opinión de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la del Medio Ambiente y la lucha contra el cambio climático.

«Hay una conciencia social que ya no discute nadie. El calentamiento es incuestionable (*). Es el mayor reto histórico. O hacemos un alejamiento de la economía intensiva en carbono o estaremos comprometiendo la conciencia global del planeta», ha valorado.

CAMBIO EN LAS POLÍTICAS

Por su parte, el nuevo secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, ha defendido que la política de cambio climático en España se ha centrado en la reducción de emisiones en el entorno nacional y ha repasado los distintos planes y programas como los PIMA o Clima puestos en marcha por ele Ejecutivo, entre los que ha destacado los proyectos de adaptación en costas, ríos o Parques nacionales.

Durante su primer acto desde que el pasado viernes fue nombrado secretario de Estado de Medio Ambiente, Saavedra ha advertido de que el cambio climático es el mayor reto ambiental al que se enfrenta la humanidad, por lo que en la Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático que se celebrará en París en diciembre se deberá alcanzar un acuerdo global y vinculante.

«La próxima Cumbre supondrá una oportunidad histórica para emprender una lucha real y global para conseguir una economía baja en carbono. Las emisiones deben ser nulas en 2100», ha manifestado.

A su juicio, el acuerdo final debería mostrar una acción clara contra el cambio climático a largo plazo ya que se debe alcanzar un crecimiento inteligente, sostenible e innovador.

«Los sistemas económicos se están abriendo a modelos económicos más eficientes», ha concluido Saavedra, que cree que esta transición ofrece oportunidades y objetivos que deben estar en la mente de todos los responsables públicos.

FRANCIA RECLAMA LÍDERES DE ALTO NIVEL EN LA COP DE PARÍS

En la mesa de debate posterior a la sesión inaugural, la Embajadora de Francia en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París 2015, Bérengère Quincy, ha reclamado la asistencia de líderes de alto nivel a esta cita de finales de año. «Todos los países quieren estar dentro y están invitados a estar dentro. Es un asunto en el que necesitamos políticos de alto nivel. Es la forma de involucrar a los países», ha subrayado.

En este sentido, ha abogado por lograr un acuerdo ambicioso, legalmente vinculante, sólido y que tenga visión a largo plazo. Para ello, estima que deben acelerarse las negociaciones de finales de agosto y hasta octubre -límite para que los países presenten sus compromisos de reducción de emisiones–.

«París debe lanzar un signo claro de descarbonización. Inventir en innovación y en lo verde está el beneficio y la generación de empleo. La COP 21 va a ser un punto de partida para la acción y lo necesitamos», ha concluido.

Por su parte, el viceministro de Medio Ambiente de Perú, Mariano Castro, ha explicado que las condiciones del proceso actual de las negociaciones de cambio climático son ahora «radicalmente distintas» a las que se sucedieron en la COP de Copenhague en 2009, porque ahora se está llegando a «acuerdos» y a un borrador.

En la misma línea, la presidenta del Institute for Sustainable Development and Interantional Relations (IDDRI) y exsecretaria de Estado de Cambio Climático de España, Teresa Ribera, cree que el tema de la confianza es clave y que precisamente esa es una de las lecciones aprendidas de la Cumbre de Copenhague, donde, en su opinión, el «gran error» fue pensar que este era un asunto que podían arreglar los grandes países y luego trasladar a los demás, algo a lo que los países pequeños se negaron.

«Sabemos que debemos aportar confianza. No es sencillo construir un futuro descarbonizado y bajo en carbono», ha comentado. Ribera ha advertido de que en la consecución del acuerdo «no hay atajos» y de que «no es tolerable» políticamente la inacción o secuestrar el proceso, sino que se necesita ser «fuerza constructiva». «Hay una serie de principios y elementos sustanciales: solidaridad, aprendizaje conjunto, que deben quedar reflejados en el acuerdo de París», ha concluido.